Tratamiento logopédico en la afasia motora (Broca)

🕙 Tiempo de lectura: 16 min.

Como ya hemos visto en el artículo Apuntes sobre la Afasia: información general hay una gran variedad de tipos, cada uno con sus síntomas. Aquí vamos a tratar sobre la afasia de Broca o también conocida como afasia motora y su tratamiento, desde el punto de vista de un profesional logopeda.

Esquema de colmenas que muestra los elementos básicos a trabajar en la afasia de Broca. Son: lenguaje espontáneo, orientación temporal y espacial, vocabulario, escritura y lectura, complejidad de las oraciones, cálculo atención y memoria, y planificación de movimientos.

Ejercicios por áreas de trabajo

La afasia de Broca o afasia motora manifiesta una serie de síntomas en la comunicación que difieren de otros tipos de afasias. Esto nos ayuda a establecer una serie de áreas de rehabilitación en logopedia.

Vamos a comenzar hablando de ejercicios orientados al lenguaje, para luego pasar a aspectos más neuropsicológicos como la atención y la memoria. No obstante, siempre debemos tener en cuenta que las actividades no son encapsuladas, es decir, si estamos trabajando un aspecto del lenguaje siempre se van a ver beneficiados el resto de áreas. Un ejemplo: trabajando la atención estamos favoreciendo que la ejecución en otras tareas mejore por el aumento de la capacidad atencional previamente conseguida.

Existen muchos tipos de terapias, que van a depender de cada paciente y de la orientación del logopeda a cargo de la rehabilitación. Nosotros proponemos una serie de ejemplos para obtener un idea de tratamiento y que sirva de ayuda tanto a profesionales como a familiares.

Denominación

Esta área del lenguaje es lo que nos podemos encontrar más afectada. Con el fin de reducir la anomia podemos realizar las siguientes actividades:

  • Relacionar el nombre escrito con objetos o imágenes, o simplemente denominarlos.
  • Escuchar el nombre y señalar el objeto/imagen, e intentar decirlo después.
  • Buscar el sinónimo o antónimo de la palabra dada: Si yo te digo día, tú dices…
  • Completar oraciones: El cielo es de color…

Hay que fijarse que podemos dar los estímulos (las palabras) en forma escrita o de manera oral. Esto es una manera de a la vez trabajar la lectura y la comprensión auditiva. Esto último no está afectado de manera significativa en este tipo de afasia, pero nunca viene mal reforzarlo.

Repetición

La afectación de la repetición junto con la de la denominación es de lo más característico de esta afasia. En este caso debemos seguir un orden de dificultad ascendente para que sea más eficaz, así:

  1. Sonidos individuales: vocales, consonantes: /ttttttt/, /sssss/…
  2. Sílabas y diptongos: /ba/, /su/, /pi/, /eu/, /ou/…
  3. Palabras: siguiendo el orden ascendente, monosílabos (sol), dos sílabas (silla), tres sílabas (farola)…
  4. Oraciones: como siempre aumentando la dificultad gradualmente.

Esto nos va a ayudar a la articulación a continuación comentada.

Articulación

La apraxia del habla se asocia en la mayoría de los casos a la afasia de Broca. Se caracteriza por la incapacidad para realizar los movimientos voluntarios del habla.

Algunos ejemplos para trabajar la articulación serían:

  • Terapia miofuncional: se trabaja la musculatura orofacial con el fin de mejorar los patrones musculares implicados en el habla. Se ha visto que es eficaz para la adquisición y rehabilitación de los fonemas mejorando la movilidad, la tensión y la postura de las estructuras encargadas de la articulación1. Se realizan diferentes movimientos que ponen a trabajar la musculatura, la lengua, los labios…
Ejercicio miofuncional para la musculatura de los labios: poner forma de morritos y seguidamente sonrisa.
Secuencia morritos-sonrisa.
Ejemplo de los diferentes ejercicios que podemos hacer: sacar y meter la lengua, presionar los mofletes por dentro con la lengua, sacar la lengua hacia los lados.
Ejemplos de los movimientos que podemos hacer con la lengua.
  • Imitar las posiciones articulatorias de cada letra en la boca, frente a un espejo.
  • Trabajar la inteligibilidad del habla:
    • Exagerar la articulación de las palabras (abriendo mucho la boca).
    • Trabajar la entonación de la palabras y oraciones: realizar afirmaciones, exclamaciones e interrogaciones para jugar con la melodía de las frases. Cambiar el acento de las palabras, o exagerar la acentuación (pegar un golpe vocal en la sílaba tónica).
Serie de imágenes que muestran la pronunciación exagerada de cada letra de la palabra pelo.
/P/-/E/-/L/-/O/
  • Podemos darle una serie de letras para formar una palabra y luego que la pronuncie.
  • Pronunciar palabras sin sentido: /mecatu/, /palebo/…
  • No podemos olvidarnos de los ejercicios respiratorios y su relación con la coordinación fonorrespitoria.

Lenguaje espontáneo

La falta de fluidez en el habla puede ser muy discapacitante y llevar a la frustración. Para conseguir una desinhibición de la expresión oral2 hay una serie de ejercicios muy útiles:

  • Producir series automáticas de palabras2: días de la semana, meses del año, contar objetos,…
  • Cantar melodías conocidas como el “Cumpleaños feliz”.
  • Completar expresiones y dichos populares como: Matar dos pájaros de un… Luego aumentamos la dificultad teniendo que completar oraciones no conocidas, es decir, frases de la vida diaria que no son automáticas: En verano nos podemos bañar en el…
  • Reaccionar a sustantivos diciendo verbos o viceversa. Si decimos libro, el paciente puede decir leer. O si decimos coser, la contestación puede ser aguja.
  • Descripción de imágenes2 que representan situaciones, descripción de eventos que se observan o vídeos…
  • Jugar a juegos de mesa con el fin de utilizar un vocabulario automático: toma, dame, es tu turno, te toca, voy, paso…

Lectura

Si la expresión oral está afectada, es obvio que la lectura también se verá comprometida, ya que hay un deterioro en la expresión a nivel general.

  • Leer palabras y enlazarlas con objetos/imágenes.
  • Leer una frase y elegir la imagen adecuada a la que hace mención entre varias opciones.
  • Lectura de oraciones y textos3.
  • Seguir órdenes escritas: tócate la nariz, pon el lápiz encima del libro…
  • Dar un listado de palabras y pseudopalabras (no palabras) y señalar aquellas que tienen sentido3.
Lista de palabras y pseudopalabras.

Escritura

Los problemas en la escritura en la afasia motora se pueden deber por los problemas motores en todo el cuerpo derivados de la lesión cerebral (parálisis), y por el daño cerebral en la parte del cerebro encargada de organizar el lenguaje escrito derivando en agramatismo y agrafía4.

Para trabajar el aspecto motor de la escritura podemos realizar las siguientes actividades:

Imagen que muestra un ejercicio desatornillando tuercas.
Ejercicio con tuercas
  • Para mejorar el agarre del lápiz o del bolígrafo podemos utilizar pelotas de espuma o plastilina que deben apretar, y después, para trabajar la pinza al coger el lápiz, podemos girar tuercas, y practicar directamente con el lápiz.
  • Para mejorar el trazo con el lápiz, practicar la escritura de letras, primero con ayuda de puntos y luego sin ella.
Imagen que muestra cómo a de cogerse el lápiz.
Posición correcta al escribir

Luego tenemos la agrafía (incapacidad de transmitir las ideas por escrito) y el agramatismo ( problema para usar la gramática correctamente y comprenderla) en donde nos metemos más en lo lingüístico, así:

  • Escribir palabras que empiecen por una letra o sílaba dada.
  • Escribir palabras por campos semánticos.
  • Ordenar sílabas para formar palabras, y ordenar palabras para formar frases.
  • Completar las letras que faltan en las palabras: C_N_J_ P_T_ P_L_T_
  • Añadir,quitar o sustituir letra para formar nuevas palabras: ¿Si cambiamos la C por la S en la palabra COL qué palabra obtenemos? ¿Si quitamos la S en ROSCA qué palabra sale?
  • Dictados de sonidos, sílabas y palabras sin sentido4.

Sistemas Alternativos/Aumentativos de la Comunicación

Como su nombre bien indica, son ayudas que pueden compensar o sustituir el lenguaje oral cuando se encuentra afectado, con el único fin de que el paciente pueda transmitir sus ideas, emociones, peticiones…

Hay una gran variedad de sistemas que podemos utilizar5:

Gestos

Pueden servirnos de apoyo y no tienen que ser gestos complicados, si no gestos de nuestro día a día que utilizamos ya de manera automática muchas veces sin darnos cuenta: saludar, beber, señalar…

Tableros o libros de comunicación

Son materiales donde hay una serie de imágenes o fotos que pueden ayudar a expresar muchas ideas: sentimientos, acciones, cosas, descripciones…

Escritura/dibujo

Así de simple, muchas veces el paciente no consigue expresar lo que piensa de manera hablada por lo que es bueno tener siempre a mano papel y lápiz.

Sin embargo, aquí entra un componente importante y que a veces no se tiene en cuenta, y es la capacidad motora del paciente, es decir, el paciente si sufre hemiparesia (es muy común), que es la parálisis de la mitad del cuerpo, y apraxia puede afectar a todos los sistemas comentados.

Como siempre decimos, cada paciente es un mundo y no todos pueden ser objetivos del mismo tratamiento y ayudas, hay que estudiar adecuadamente cada caso y ver qué es lo que puede ser más eficaz para cada uno. Por ejemplo, si el paciente padece de agrafía no sería lo más conveniente que intente comunicarse a través de la escritura.

Ahora pasaremos a hablar sobre el resto de aspectos de la estimulación cognitiva, y digo el resto, porque el lenguaje también forma parte de la estimulación cognitiva. Esta, lo que pretende, es mejorar el funcionamiento cognitivo general y para ello hay que tratar todos sus componentes (memoria, cálculo, atención…)6.

Atención

Hay mil maneras de trabajar la atención, y puede tener o no relación con el lenguaje, si queremos hacer un ejercicio más completo trabajando varias áreas a la vez. Algunas técnicas son:

Asociación de símbolos con letras6

Se podría denominar como la búsqueda del mensaje secreto. Cada símbolo tiene asociado una letra y debe ir descifrando qué pone el mensaje oculto formado por esos símbolos.

Ejercicios de cancelación6

Presentar varios estímulos a la vez y que el paciente tache el estímulo requerido. Por ejemplo: una serie de letras o números y le decimos que tache la letra P. Este ejercicio sirve también para empezar a trabajar la lectura3.

Búsqueda de estímulos en una lámina a través de la lectura

Se le presenta una lámina en las que ocurren muchas situaciones (por ejemplo un parque) y una serie de frases escritas (por ejemplo el niño de la camiseta roja está en las escaleras del tobogán), debe leer la frase en voz alta y luego buscar la situación acorde a ella.

Otras6

  • Sopas de letras.
  • Rastreo visual, por ejemplo: le decimos que busque en una lámina con muchos objetos el libro.
  • Búsqueda de diferencias entre dos imágenes.

Memoria

En la afasia de Broca está afectada sobre todo la memoria secuencial, eso no quita que debamos trabajar la memoria en general. Algunos ejercicios para la trabajar la memoria secuencial pueden ser:

  • Presentar unas imágenes con un cierto orden, mezclarlas y luego pedirle que las ordene como las ha visto.
  • Decir una serie de palabras, el paciente debe recordarlas y decirlas en el orden adecuado.
  • Seguir con una secuencia, por ejemplo: amarillo-rojo-azul-amarillo-rojo-azul, puede ir diciendo los colores en orden, o colorear, o si tenemos pinchos de colores o fichas…
Imagen que muestra círculos de colores con un orden concreto que el paciente debe seguir en orden.
Secuencia de colores.
  • Seguir ritmos con palmadas, tocando la mesa…
  • Pedir que diga cómo se hace un huevo frito (todo el proceso incluyendo lo que se necesita), cómo encender la TV, cómo ponerse los pantalones…

Otras actividades para la memoria pueden ser:

  • Presentar varios estímulos, quitar uno y pedirle que nos diga cuál falta: figuras geométricas, objetos de la vida cotidiana, números, letras…
  • Descripción de una imagen que se le ha presentado y luego se le oculta6.
  • Dar varias figuras geométricas, números o letras pintadas cada una de un color y pedirle por ejemplo que nos diga de qué color era el triángulo6.
  • Descripción de alguna persona cercana al paciente (que el terapeuta conozca para saber que lo está haciendo bien) que no esté en la sala, por ejemplo: Juan describe a tu mujer. Siempre podemos ayudarles, haciéndole preguntas como: ¿Es morena o rubia? 6.

Orientación temporo-espacial

Los ejercicios que a continuación presentaremos ayudarán al paciente a que tome conciencia de su cuerpo con respecto al tiempo y al espacio que le rodea.

Orientación espacial

Ejemplo de un ejercicio con flechas.
Ejercicio con flechas.
  • Poner una cuadrícula de 2×2 e ir incrementando la dificultad poco a poco6. Le pedimos que coloree o ponga una ficha en un cuadrado, por ejemplo: pon la ficha arriba a la derecha.
  • Utilizar objetos cotidianos de la casa y decir en qué lugar van: el sofá en el salón, el tenedor en el cajón de la cocina, el papel higiénico en el baño.
  • Seguir órdenes (izquierda, derecha, arriba, abajo) por ejemplo: señalando, dibujando flechas, caminando (si pueden)…
  • Ubicación de las partes de su cuerpo.

Orientación temporal

  • Ubicación en el tiempo: qué día es, qué mes, qué año, en qué estación estamos.
  • Trabajar las horas, y ubicar actividades de la vida diaria a esas horas: comer, dormir…
  • Podemos utilizar sus aficiones o a sus familiares para hacer actividades, por ejemplo: si le gustan mucho las sagas de películas como El Señor de los Anillos o Star Wars, qué diga cuál es el orden de las películas. Si tiene varios hijos qué diga quién nació antes y quién después.

Cálculo

  • Ordenar de mayor a menor o viceversa los números.
  • Decir qué número es más grande o más pequeño que otro.
  • Realizar sumas y restas: mentalmente o escribiendo.
  • Contar dinero: debemos hacer aproximaciones a la vida diaria para que la generalización de la terapia sea mayor.

En definitiva lo que podemos sacar de este apartado es que es necesario tanto para los profesionales como para los familiares que realicen las actividades en casa y quieran ser colaboradores activos una serie de elementos:

Aspectos esenciales para el tratamiento: implicación, imaginación, flexibilidad, colaboración y motivación.

Rehabilitación neuropsicológica

Podríamos llegar a pensar que la rehabilitación neuropsicológica y la estimulación cognitiva son similares, pero no es así. La estimulación cognitiva está dentro de la rehabilitación neuropsicológica, y esta abarca un espectro más grande.

Su objetivo es disminuir las alteraciones cognitivas y conductuales, trabajando tanto con el paciente como con sus familiares, ayudándoles, mediante diversas estrategias de intervención, a administrar estos problemas y, así, impedir que tengan un gran efecto en la vida cotidiana6.

El tratamiento se basa en las relaciones cerebro-conducta, para obtener cambios funcionales a través de6:

  • Reaprender o reforzar el funcionamiento cognitivo anteriormente obtenido.
  • Trabajar estrategias de sustitución.
  • Enseñar mecanismos compensatorios.
  • Ayudar a la adaptación a la nueva situación tanto al paciente como a la familia.

Aquí incidimos en el apoyo de los psicólogos, que ayudarán a nivel cognitivo, conductual y emocional. Volvemos a hablar sobre la necesidad de contar con un equipo de profesionales multidisciplinar en donde cada uno aporte y apoye el tratamiento del resto. Y podemos aumentar un poco ese equipo metiendo al paciente y sus familiares, ya que sin su colaboración no podemos conseguir nada. Debemos ir todos a una.

Referencias

1. Pereira-Costa P, Lisbôa-Mezzomo C, Keske-Soares M. Efficiency of myofunctional therapy in cases of phonological, phonetic and phonetic-phonological disorders. Rev. CEFAC. 2013; 15 (6): 1703-1711.

2. López-Cortés VA, Quintanar-Rojas L, Perea-Bartolomé MV, Ladera-Fernández V. Rehabilitación neuropsicológica de un paciente con afasia motora-eferente-aferente. Rev. NeuPsi. Lat. 2013; 5 (1): 14-21.

3. Pérez-Cachón AL, Muñoz-Céspedes JM. Intervención logopédica en un caso de alexia sin agrafía. Rev. Logop. Fon. Audiol. 2001; 21(3): 145-152.

4. Sánchez-Cortés NA. Estudio de la agrafía. Clasificación de las alteraciones de la escritura y su rehabilitación. An. Orl. Mex. 2006; 51 (1): 38-43.

5.Coronas M, Basil-Almirral C. Comunicación aumentativa y alternativa para personas con afasia. Rev. Log. Fon. Au. 2013; 33: 126-135.

6. Muñoz-Marrón E, Blázquez-Alisente JL, Galparsoro-Izagirre N, González-Rodríguez B, Lubrini G, Periáñez-Morales JA, et al. Estimulación cognitiva y rehabilitación neuropsicológica. Barcelona: Editorial UOC; 2009.

Logopeda colegiada nº: 28/1309

Máster en Investigación logopédica en Daño Cerebral y Trastornos Degenerativos.

Logopeda en Clínica de rehabilitación Integral

Logopeda colegiada nº: 28/0677

Co-Founder & CEO en Heris

Postgrado de Especialización "Introducción a la Neurorehabilitación"

Máster en Intervención Logopédica en Daño Cerebral Adquirido.

Máster en Investigación en Cuidados de la Salud.

Máster of Business Administration.

Práctica clínica desde 2014

Categorías Afasia

Deja un comentario

¿Quieres estar al día? 🧠

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos los mejores contenidos sobre afasia y neurologopedia que vayan publicando nuestros expertos.