Consecuencias psicológicas de la pérdida de la capacidad para comunicarse con DCA

🕙 Tiempo de lectura: 8 min.

Resumen: El ser humano es sociable por naturaleza y utiliza el lenguaje como forma principal de comunicación siendo este, necesario para la creación relaciones sociales. Las personas afectadas por daño cerebral adquirido sufren alteraciones en la comunicación expresiva y comprensiva haciendo disfuncional su comunicación y afectando a diferentes áreas vitales. La sostenibilidad en el tiempo de estas alteraciones supone un deterioro en el bienestar psicológico con la aparición de muchas emociones negativas como la ira, la tristeza y el miedo.

Palabras clave: alteraciones psicológicas, alteraciones en la comunicación, afasia, sistemas aumentativos y alternativos de la comunicación.

El patrón clínico de las personas afectadas por daño cerebral adquirido es heterogéneo, las consecuencias físicas, cognitivas, conductuales y/o emocionales son diferentes para cada individuo.  Estas consecuencias son entendidas como una modificación en el funcionamiento, entendida esta modificación como una limitación en lo emocional, cognitivo y social que afecta también al entorno cercano [1]Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE). Accesible en línea: https://fedace.org/.

Según Beatriz Gavilán y Margarita Pascual, profesionales del Centro Red Menni de Daño Cerebral, en las personas con DCA pueden aparecer las siguientes alteraciones: “A nivel cognitivo, pueden dar lugar a alteraciones a nivel atencional presentando dificultades para concentrarse, en la memoria olvidando lo que acaban de hacer o lo que hicieron ayer, en el lenguaje perdiendo a lo mejor su capacidad para expresarse o entender el lenguaje, o una disminución en su capacidad para expresarse. Las secuelas a nivel emocional y conductual que pueden aparecer como consecuencias directas de la lesión, por la zona en la que esta ocurre, o como consecuencia indirecta debido a la pérdida de capacidades que aparece tras un DCA; esto es vivido por muchos pacientes como algo, lógicamente, muy duro teniendo que reaprender a hacer cosas que ya hacían, pudiendo así aparecer depresión, ansiedad” [2]Red Menni de Daño Cerebral. Accesible en línea: https://xn--daocerebral-2db.es/.

Ilustración persona con depresión

En las siguientes líneas vamos a centrarnos en las consecuencias psicológicas de la pérdida de la capacidad para comunicarse provocadas por el DCA. Como ya ha sido nombrada antes, una de las secuelas cognitivas que puede traer consigo el daño cerebral es la alte­ración de las funciones de comunicación y lenguaje, la cual genera un nivel muy alto de frustración en los sujetos que la padecen y en sus familias, así como una falta de autonomía significativa en las actividades de la vida diaria [3]Amor Bize, Laura Seco. (2017). Comunicación y daño cerebral. CEADAC, Madrid.

¿Tienes afasia?
Prueba Heris para acabar con el aislamiento comunicativo y mejorar tu rehabilitación.
NOVEDAD

La persona afectada por DCA es posible que desarrolle problemas en el lenguaje y que estos, dificulten su comunicación. Según el Centro de Referencia Estatal de Atención Al Daño Cerebral, en esta línea, la alteración más común es la afasia que consiste en la incapaci­dad para poner en palabras los pensa­mientos,  el paciente es incapaz de comprender y/o emitir cualquier tipo de lenguaje. También, puede aparecer disartria, que consiste en una alteración del habla y la dificultad para articular palabra, se ve alterada la capacidad mo­tora de los órganos de la articulación, es un trastorno del habla. Las alteraciones del lenguaje anteriormente descritas pueden afectar a la expresión oral, la comprensión oral, la lectura, la escritura y la capacidad para comunicarse con gestos [4]Centro de referencia Estatal de atención al Daño Cerebral (CEADAC). Accesible en línea: https://ceadac.imserso.es/ceadac_01/index.htm..

El ser humano es sociable por naturaleza y utiliza el lenguaje como forma principal de comunicación siendo este, necesario para la creación relaciones sociales. Cuando la capacidad para comunicarse de forma expresiva y comprensiva se ve alterada y esta alteración se mantiene puede dar lugar a repercusiones en la salud psicosocial del individuo [5]Bilbao, A (2004). Guía de familias. Federación Española de Daño Cerebral. FEDACE, Madrid.

Todos podemos ponernos en el lugar de una persona afectada por DCA imaginándonos que nos despertamos un día y no podemos comprender el entorno que nos rodea, estamos en un país muy lejano en el que no conocemos el idioma y no tenemos un diccionario por lo que, no podemos ni entender ni explicarnos. La afasia puede llegar a ser así de frustrante, provocando situaciones de aislamiento y rechazo a querer comunicarse por vergüenza, por cansancio y por un comprensible bajo estado de ánimo [6]Bilbao, A (2004). Guía de familias. Federación Española de Daño Cerebral. FEDACE, Madrid.

Como hemos nombrado al inicio, las consecuencias del DCA son diferentes para cada individuo y es complicado establecer cuáles serán las alteraciones psicológicas comunes a todos pero son destacables pero, el estudio (Nelly, Brown, Meter y Kremer; 2008) trató de trazar un perfil de alteraciones de conducta en el DCA a través de la observación de 190 personas ya dadas de alta en sus centros de rehabilitación que, posteriormente, acudieron a un centro especializado en intervención en trastornos conductuales. Según los resultados, el 86% de las personas presentaban problemas de agresividad verbal y habilidades sociales (lo más habituales), un 60% problemas de iniciativa y apatía; el 41% de agresividad hacia personas, el 35% agresividad hacia objetos y el 28% conductas sexuales inapropiadas. Por último, el estudio mostraba como un 60% de los participantes presentaban 4 o más tipos de alteraciones, mientras que tan solo el 5% tenía un solo problema conductual [7]Kelly G., Brown S., Todd J., Kremer T. (2008) Challenging behaviour profiles of people with acquired brain injury living in community settings. Brain Injury, 22(6): 457–470..

En la mayoría de los casos, estas alteraciones y la no aceptación de la situación por parte del paciente dan lugar a un deterioro mental que necesitará de atención psicológica profesional.

¿Cómo podemos ayudar a las personas afectadas por DCA?

Si te despiertas en un país lejano y no puedes expresarte ni entender lo primero que buscaras es un diccionario para poder expresar tus necesidades. Este diccionario que necesitas es lo que llamamos: sistemas de apoyo a la comunicación, alternativos  y aumentativos (SAAC). Tienen como objetivo dotar a la persona afectada de DCA de herramientas para conseguir una comunicación lo más funcional posible [8]Red Menni de Daño Cerebral. Accesible en línea: https://xn--daocerebral-2db.es/.

Estos sistemas alternativos y aumentativos de la comunicación abarcan métodos de comunicación tan sencillos como una  simple libreta y bolígrafo, una cartulina con las letras del abe­cedario para que la persona con DCA vaya señalando y creando un mensa­je, o mucho más sofisticados como los dispositivos electrónicos, en los que tenemos apps o programas que hacen lo anterior de forma automática. Elegir uno u otro sistema depende del nivel de afectación de la persona: lenguaje y/o habla, capacida­des y habilidades de lectura, escritura, movilidad de manos y brazos, capacidad para entender dibujos más o menos complejos, etc..[9]Amor Bize, Laura Seco. (2017). Comunicación y daño cerebral. CEADAC, Madrid. (Hoy en día, la tecnología nos brinda infinitas posibilidades para conseguir un SAAC adaptado y totalmente personalizados. Y en Heris estamos trabajando para crear el ideal para ti)

Animación que refleja las posibilidades tecnológicas actuales

Las personas que sufren daño cerebral adquirido tienen que afrontar un cambio en una o varias de las áreas de su vida. Estos posibles cambios físicos, cognitivos y sociales afectan al paciente y a su entorno más cercano haciendo que florezcan emociones negativas como el miedo, la tristeza o la ira [10]Muñoz JM., Ríos, M., Ruano, A., Moreno. F. (1999). Las alteraciones emocionales y la integración laboral de las personas con daño cerebral traumático. Polibea, 50. 1999. Ojeda N., Ezquerra J., … Seguir leyendo. Afrontar esta nueva situación y enfocarse hacia el futuro será posible gracias a la disposición del propio paciente, al apoyo del entorno cercano familiar y social y al equipo médico y terapéutico siendo parte muy importante de este proceso de adaptación, la dotación de un sistema de comunicación aumentativa o alternativa de la comunicación con el que poder entender y expresarse.

Elena Jambrina

Psicóloga colegiada nº: M-31500

Psicóloga en Asociación de personas con Trastornos Específicos del Lenguaje (Madrid).

Psicóloga integradora.

Miembro del grupo de Enfermedades Raras y Neurodegenerativas del Colegio de Psicólogos de Madrid.

Máster en Terapia familiar y de pareja.

Especialista en Ansiedad, Estrés e Inteligencia emocional y experta en el trabajo con personas con problemas de comunicación en el ámbito de las ONL y ONG dirigidas a la atención de enfermedades minoritarias y trastornos del lenguaje.

 

Bibliografía

Bibliografía
1Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE). Accesible en línea: https://fedace.org/
2,
8
Red Menni de Daño Cerebral. Accesible en línea: https://xn--daocerebral-2db.es/
3,
9
Amor Bize, Laura Seco. (2017). Comunicación y daño cerebral. CEADAC, Madrid
4Centro de referencia Estatal de atención al Daño Cerebral (CEADAC). Accesible en línea: https://ceadac.imserso.es/ceadac_01/index.htm.
5,
6
Bilbao, A (2004). Guía de familias. Federación Española de Daño Cerebral. FEDACE, Madrid
7Kelly G., Brown S., Todd J., Kremer T. (2008) Challenging behaviour profiles of people with acquired brain injury living in community settings. Brain Injury, 22(6): 457–470.
10Muñoz JM., Ríos, M., Ruano, A., Moreno. F. (1999). Las alteraciones emocionales y la integración laboral de las personas con daño cerebral traumático. Polibea, 50. 1999. Ojeda N., Ezquerra J., Urruticoechea I., Quemada JI. Y Céspedes JM. (2000).

Deja un comentario

¿Quieres estar al día? 🧠

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos novedades y los mejores contenidos sobre afasia y neurologopedia que vayan publicando nuestros expertos.