10 Ejercicios para la pérdida de memoria después de un derrame cerebral

🕙 Tiempo de lectura: 10 min.

El cerebro es el motor del cuerpo humano, y cuando este sufre un daño cerebral adquirido se desencadenan una serie de alteraciones asociadas pudiendo verse afectado el funcionamiento cognitivo, conductual, físico y/o emocional de la persona. Pero

¿Por qué ocurre la pérdida de memoria tras un derrame cerebral?

Los accidentes cerebrovasculares se dan cuando se produce una pausa en el flujo de la sangre y el cerebro no recibe la oxigenación suficiente, dándose así los comúnmente conocidos como infartos cerebrales 1.Cuando el flujo de sangre no llega al cerebro porque se ha producido una rotura de algún vaso sanguíneo dándose una expulsión muy rápida de sangre se denomina derrame cerebral.

Gif hombre borrando memoria de la película Men in black

Síntomas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de los síntomas más comunes tras sufrir un accidente cerebrovascular es la pérdida súbita, generalmente de un solo lado, de fuerza muscular en los brazos, piernas y/o cara. No obstante, también pueden darse otros síntomas como son:

Tras una lesión cerebral pueden verse afectados los diferentes lados del cerebro (hemisferio izquierdo o hemisferio derecho), y las diferentes zonas del cerebro (lóbulos cerebrales):

Todos y cada uno de ellos son necesarios para un adecuado funcionamiento del cerebro. Cuando la afectación se da en el lado izquierdo del cerebro (hemisferio izquierdo), y en el lóbulo temporal, el cual podría considerarse uno de los lóbulos más importantes que forman el cerebro, se verá afectada tanto la memoria como el lenguaje, dado que se encuentran mayoritariamente en él.

Tras el diagnóstico de la enfermedad, da comienzo la rehabilitación. Y con ello la pregunta del millón:

¿Qué pronóstico de recuperación tiene esta pérdida de memoria?

Pues bien, lamentablemente no existe una única respuesta para esta pregunta, debido a que la recuperación de la memoria tras un derrame cerebral va a depender de 2: la edad de la persona, del alcance de la lesión, las enfermedades previas que padece la persona, el tiempo que hayan tardado en atenderle, los síntomas que le haya ocasionado, etc.

No obstante, gracias al proceso de neuroplasticidad que posee nuestro cerebro, podemos conseguir que otras zonas no afectadas por el derrame cerebral se encarguen de otras funciones, como en este caso, la memoria.

¿Cómo puedo recuperar la memoria después de un derrame cerebral?

Como bien hemos visto, en cada persona la afectación será mayor o menor dependiendo de diversos factores. Cuando hay una afectación menor, los olvidos puedes ser menos frecuentes o poco relevantes (por ejemplo: olvidar el nombre de algunas calles). Todo lo contrario a lo que ocurre cuando hay una afectación mayor, las consecuencias y los olvidos son muy relevantes (por ejemplo: olvidar tomar las medicinas).

Pero en mayor medida, se ha visto que suele verse más afectada la memoria a corto plazo que la memoria a largo plazo. Lo ocurrido hace poco o los acontecimientos más recientes tienden a ser olvidados con mayor frecuencia que aquellos sucesos ya pasado con anterioridad a la lesión. También será de gran dificultad el aprendizaje de cosas nuevas (por ejemplo: nombres y números de teléfonos). Con algunos sencillos cambios podemos ofrecer una gran ayuda a nuestro familiar en la recuperación de su memoria:

  • Colocar un reloj y calendario grande de pared, ayudando así a que este orientado.
  • Poner a su alcance un listado con contactos de emergencia y números que sean importantes (pareja, hijos, padres,…).
  • Utilizar un cuaderno o agenda, en el que poder apuntar citas o actividades importantes.
  • Utilizar un pastillero con toda la medicación que necesite tomar cada día.
Ilustración: médicos manejando el cerebro

Ejercicios

A continuación se mostrarán algunos ejercicios que nos ayudarán a poder recuperar la pérdida de memoria de nuestro familiar tras haber sufrido un derrame cerebral 3:

Ejercicio 1: Jugar a contar

Se pueden utilizar canicas, tapones de botellas, monedas,… El objetivo del ejercicio es tirar dentro de un tablero un número determinado de tapones (por ejemplo) y en el momento en el que los tapones caigan en el tablero el paciente debe de adivinar cuántas cree que hay en el tablero. Es importante hacerle especial hincapié en que es necesario que conteste en el menor tiempo posible.

Ejercicio 2: Objetos descolocados

Se deben de poner varios objetos sencillos y diferentes (por ejemplo: un bolígrafo, una cuchara, unas llaves y un peine) en línea y pedirle al paciente que preste especial atención ya que después se van a retirar y tendrá él que volver a colocarlos en el orden en el que estaban. Se puede aumentar la complejidad del ejercicio añadiendo o disminuyendo objetos.

Ejercicio 3: ¿Qué ves?

Se utiliza una fotografía o un dibujo y se deja que el paciente la observa detenidamente unos minutos. Tras ello, se retira y se le pide que describa la imagen antes vista con el mayor número de detalles posibles. Al igual que el ejercicio anterior, cuanto mayor sea el número de elementos que haya en la imagen mayor dificultad tendrá.

Ejercicio 4: Recordar información

Se muestra una fotografía de una persona (familiar, personaje público,…) y de forma hablada se le dice una información relacionada con ella (edad, profesión, residencia,…). Tras ello, el paciente debe de recordar y repetir toda aquella información que se le ha dicho anteriormente.  

Ejercicio5: ¿Qué hiciste ayer?

Se le pide al paciente hacer un pequeño resumen, y a ser posible de manera escrita, sobre lo que se hizo el día anterior. Si nosotros no hemos estado con él, intentar verificar lo que nos ha contado.

Ejercicio 6: Asociar refranes

Se muestran diferentes oraciones partidas de refranes populares españoles, teniendo que ser capaz de unirlos correctamente. Por ejemplo:

A Dios rogando… …no es traidor.

En boca cerrada… …y con el mazo dando.

El que avisa… …no entran moscas.

Ejercicio 7: Asociar fechas y fotos

Se muestran diferentes fotografías con sucesos históricos junto con diferentes fechas, teniendo que emparejar el suceso con su fecha correcta. Por ejemplo:

Listado de años: 1975, 1981, 2003, 2010, 1492.

Listado de sucesos: Atentado en el tren de Madrid el 11-M, intento de Golpe de estado por Tejero, muerte de Francisco Franco, España gana su primer mundial, Colón descubre América.

Ejercicio 8: Cuéntame

Se enseñan tres palabras o tres imágenes al paciente y se le indica que deberá de crear una historia con ella, pero deberá de recordarla ya que tras un tiempo, se le volverá a pedir que la repita nuevamente. Se puede aumentar la dificultad aumentando el número de palabras o las imágenes que se le dan.

Ejercicio 9: Dime…

Se pide al paciente que piense 10 palabras que pertenezcan a algún grupo semántico. Por ejemplo: “Piense 10 objetos que podemos encontrar en la cocina”: tenedor, cuchillo, plato,…

Ejercicio 10: Asociar objetos y colores

Se presenta una lámina con diferentes objetos con colores variados (pelota roja, casa azul, zapato verde,…). Se deja que el paciente las observe detenidamente unos minutos y luego se le retira, teniendo que recordar que objetos había y de qué color era cada uno de ellos.

Consejos para pacientes

Tras la pérdida de su memoria serán muchas las preguntas que se le vengan a la cabeza. Es importante destacar la necesidad de buscar apoyo en su familia y concienciarse de que no hay ningún inconveniente en pedir ayuda a un profesional si nosotros solos no conseguimos mejora. A su vez, es importante recordar:

  • Realizar un buen descanso nocturno (7-8 horas), y si fuera necesario siesta (20-30´).
  • Mantener una dieta mediterránea y equilibrada.
  • Hacer ejercicio físico. Si sus condiciones no se lo permiten, dar un paseo durante 20-30 minutos todos los días también es muy beneficioso.
  • Mantener vida social. No se olvide de salir, de ver a familiares y amigos, de ir a lugares de su agrado: museos, cines, teatros,…

Consejos para familiares

No cabe duda alguna de que la presencia de la familia es uno de los pilares imprescindibles en la rehabilitación4. La colaboración conjunta de familiares y profesionales es fundamental para una rehabilitación completa, adaptada y especializada a las necesidades de nuestro familiar.

Por defecto siempre se presta especial atención al familiar afectado, pero no se suele hablar del enorme impacto que causa el daño cerebral a toda la familia. Dada la carga que asumen y a que en la mayoría de los casos son los que tienen mayor conciencia de la situación, se podría considerar a los familiares de estos pacientes como las verdaderas víctimas. Por ello es importante que el cuidador o cuidadores del enfermo no se olviden de cuidarse a sí mismos. Solo cuidándose a sí mismos podrán mejorar la calidad de vida tanto de sus familiares como la de ellos mismos. Tampoco hay que olvidar la importancia de:

Repartición de tareas

Es de vital importancia que al cuidar a una persona que ha tenido una pérdida de memoria tras un daño cerebral, se distribuyan las tareas entre varias personas (familiares, amigos,…) y así evitar que no lleve siempre la misma persona toda la carga que ello implica.

Serenidad y calma

La recuperación y rehabilitación tras la pérdida de la memoria ocasionada por un derrame cerebral suele tener una evolución larga y lenta. Por ello, se debe de aprender a ir despacio y a celebrar cada pequeño avance. Es necesario transmitir tranquilidad a nuestro familiar y confianza.

Descanso

Al igual que para nuestro familiar, también es necesario que el cuidador tenga un buen descanso. No puede olvidarse de cuidarse a sí mismo y tiene que permitirse tener momentos de ocio y bienestar, evitando así el síndrome del cuidador.

No tener miedo de pedir ayuda

Son muchas las familias que se ven sobrepasadas con la situación y no hay que tener miedo de pedir ayuda a un profesional si se ven en esta situación. Poder gestionar todas las emociones que se sienten, tener a alguien con quien poder hablar, aceptar lo sucedido,… Hay grupos de apoyo y asociaciones que pueden ser muy beneficiosos.

Tratar a nuestro familiar

No hay que restarle importancia al hecho de tener que aprender a tratar a nuestro familiar. Sigue siendo nuestro familiar, no obstante, su cerebro ha sufrido mucho, y en ocasiones debemos de tratarle con más prudencia, tener más paciencia y utilizar un lenguaje más sencillo, para así evitar problemas de frustración o preocupaciones generadas por la pérdida de su memoria.

Responsabilidad compartida

Al igual que es importante distribuirse las tareas también lo es la responsabilidad. Esta no debe de ser única y exclusiva de una persona, sino que debe de ser compartida por todas las personas que forman parte de la vida del paciente.

Animación familia Simpson
Bibliografía
  1. Álvarez, J. & Masjuan, J. (2013). Comprender el Ictus (Infarto y hemorragia cerebral). Barcelona: Amat[]
  2. Arboix, A., Balcells, M., & Sánchez, E. (2001). Factores de riesgo en la enfermedad cerebrovascular aguda: estudio comparativo entre el infarto y la hemorragia cerebral en 1.702 pacientes. Medicina clínica, 116(3), 89-91[]
  3. Gónzalez, B., Muñoz E., Periañez, J., Ríos, M. (2009). Estimulación cognitiva y rehabilitación neuropsicológica. Barcelona: Editorial UOC[]
  4. Navarro, M., Martínez, B., Ferri, J., (2010) Daño Cerebral Adquirido: Guía práctica para familiares. Valencia: Hospitales Nisa[]

Logopeda colegiada nº: 28/0725

Máster en Logopedia Clínica en Daño Neurológico.

Especialidad Enfermedades de Origen Neurológico, Disfagias y Motricidad Orofacial.

Logopeda en Hospital Beata María Ana.

Práctica clínica desde 2016.

Deja un comentario

¿Quieres estar al día? 🧠

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos novedades y los mejores contenidos sobre afasia y neurologopedia que vayan publicando nuestros expertos.