9 series de ejercicios de logopedia para la disartia en adultos

🕙 Tiempo de lectura: 6 min.

La disartria se define como un trastorno motor del habla de origen neurológico que está caracterizado por lentitud, debilidad, imprecisión, incoordinación, movimientos involuntarios y/o alteración del tono de la musculatura implicada en el habla.

Por lo tanto, es una alteración de la articulación de la palabra y finalmente en la producción del habla. La causa es un daño en el sistema nervioso central o periférico que desemboca en una alteración motora o del control motor del movimiento (traumatismos, ictus, tumores, Parkinson…)1. Por lo cual es un síntoma de muy frecuente en casos de afasia tras un daño cerebral.

Como resultado de este daño nos podemos encontrar con muchos tipos de disartrias: flácida, espástica, atáxica/cerebelosa, hipocinética, hipercinética, mixta…

Para conocer más sobre la localización de las distintas lesiones, que explican esta variabilidad de síntomas, recomendamos consultar el Manual MSD.

Tratamiento logopédico/fonoaudiológico

Como hemos comentado anteriormente, hay muchos tipos de disartria y muchas manifestaciones clínicas, teniendo en cuenta también que las causas son muy diversas.  De modo que, el tratamiento no será el mismo para cada paciente. 

La rehabilitación, de manera resumida, irá orientada a trabajar el tono muscular y/o la precisión de los movimientos necesarios para que los elementos que entran en juego en la producción sean controlados, como son: respiración, fonación, resonancia, articulación y prosodia1.

Desgraciadamente, en la disartria se ve comprometido el movimiento de la musculatura orofaríngea y su control, por consiguiente, es evidente que va a haber una afectación de la deglución. En efecto, es muy probable que nos encontremos con la disfagia, por lo que es esencial no olvidarnos de ella en el planteamiento del tratamiento.

Ejercicios de logopedia para adultos con disartria

Así pues, os mostramos una serie de técnicas y ejercicios, correspondientes al tratamiento logopédico, basados en una revisión sistemática actualizada, y dividiéndolos por problemáticas:

Ilustración persona viendo opciones de tratamiento

Respiración

Control postural, ejercicios isotónicos e isométricos, grupo fónico, Facilitación Neuromuscular Propioceptiva, control del ritmo, intensidad, duración2.

Fonación

Cierre glótico con esfuerzo, inicio de sonoridad dura, incremento de la frecuencia de la voz, ajustes posturales del cuello, técnica de bostezo, técnica del masticado, inducción miofascial, método del acento, manipulación digital del tiroides2.

Articulación

Para mejorar la inteligibilidad del lenguaje oral se pueden realizar técnicas de relajación progresiva, ejercicios isotónicos e isométricos, incremento del esfuerzo fisiológico, ajustes posturales, técnicas de liberación miofascial, método del masticado, Facilitación Neuromuscular Propioceptiva2.

Resonancia

Incremento del esfuerzo fisiológico2, ejercicios con consonantes nasales (m, n) realizando su prolongación para mejorar el posicionamiento de la voz.

Tasa de habla

Con el fin de mejorar la velocidad del habla, se pueden realizar ciertos ejercicios como el golpeteo con los dedos o el conteo de nudillos2.

Prosodia

Contrastes acentuales y melódicos, grupo fónico2.

Inteligibilidad

Estrategias articulatorias compensatorias, contrastes mínimos, exageración consonántica2.

Disfagia

Las estrategias serían las siguientes3:

Mr Bean comiendo enfusivamente

Modificaciones en la dieta y el volumen.

Estrategias posturales para que la deglución sea segura y eficaz, como por ejemplo la flexión cervical.

Maniobras activas que ayudan a cambiar la fisiología, como la maniobra supraglótica.

Mejorar la sensibilidad oral para que el sistemas nervioso central esté preparado antes de la deglución.

A través de la terapia miofuncional, mejoramos la movilidad y sensibilidad de los órganos bucofonatorios, con el objetivo de que los pacientes realicen una deglución segura y evitar así atragantamientos. 

Método Lee Silvermann Voice Treatment (LSVT)

Es un programa de tratamiento logopédico creado específicamente para pacientes con Parkinson, ya que la disartria es un trastorno común en esta enfermedad. Lo que pretende es mejorar la intensidad de la voz obteniendo de manera inmediata una verificación de si la comunicación es inteligible o no.

El logopeda educa e induce al paciente para que produzca una voz con mayor volumen incrementando el esfuerzo vocal. Mientras, al paciente se le pide que observe el volumen de su voz y el esfuerzo que realiza a través de un sonómetro, y así ver si la inteligibilidad es correcta3

Para finalizar, como logopedas debemos tener en cuenta, como hemos comentado anteriormente, que cada paciente es un mundo. Asimismo, los ejercicios, que siempre van a tener los mismos objetivos terapéuticos, no podrán ser iguales para los adultos que para los niños.

Con esto queremos decir que, debemos hacer que las actividades sean atractivas para los menores con el fin de que haya una buena respuesta al tratamiento. Y, por supuesto, no debemos proponerle a un adulto que realice ejercicios que están “infantilizados” para no provocar un rechazo hacia el terapeuta y la terapia, y preservar la moralidad o la ética.  

Consejos para tratar con la disartria

Es esencial que, tanto el afectado como los demás interlocutores, hagan todo lo posible por reducir las limitaciones de la comunicación en los distintos contextos en los que se encuentra.

No hay que olvidar que nos podemos apoyar en Sistemas Alternativos y/o Aumentativos de la Comunicación como libros de comunicación, pictogramas, escritura…

Ilustración de una persona creando ideas

Para el paciente2

1. Prepara un entorno amigable.

2. Identifica el contexto y el tema de la conversación.

3. Prepara al interlocutor.

4. Modifica el contenido y la longitud del mensaje.

5. Controla la postura.

6. Habla alto, lento y con pausas.

7. Monitoriza la comprensión del interlocutor.

Para familiares y demás conocidos2

1. Presta atención al afectado.

2. Pregunta por el tema tratado.

3. Repite parte del mensaje no comprendido, mostrarle que tiene interés en lo que está diciendo y por eso quiere entenderlo bien.

4. Resume la interpretación periódicamente para que la persona vea que le ha entendido.

5. Escucha de forma activa.

6. Anímale a que utilice estrategias para mejorar la inteligibilidad.

Referencias

1. Rafael A, González V, Jorge A, Bevilacqua R. Las disartrias. Rev Hosp Clín Univ Chile. 2012; 23: 299-309.

2. Melle-Hernández N. Intervención logopédica en la disartria. Rev Logop Fon Audiol. 2007; 27(4): 187-197.

3. Clemente Benaiges I, Aviñó-Farret C. Papel de la logopedia en el tratamiento de la disartria y la disfagia en la enfermedad de Parkinson. Neurol Supl. 2007; 3(7): 30-33.

Logopeda colegiada nº: 28/1309

Máster en Investigación logopédica en Daño Cerebral y Trastornos Degenerativos.

Logopeda en Clínica de rehabilitación Integral

Logopeda colegiada nº: 28/0677

Co-Founder & CEO en Heris

Postgrado de Especialización "Introducción a la Neurorehabilitación"

Máster en Intervención Logopédica en Daño Cerebral Adquirido.

Máster en Investigación en Cuidados de la Salud.

Máster of Business Administration.

Práctica clínica desde 2014

Categorías Disartria

Deja un comentario

¿Quieres estar al día? 🧠

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos los mejores contenidos sobre afasia y neurologopedia que vayan publicando nuestros expertos.