15 ejercicios para recuperar el habla después de un ictus

🕙 Tiempo de lectura: 21 min.

Después de un accidente cerebrovascular (ACV), algunas personas pueden presentar dificultades para encontrar la palabra que quieren decir, para estructurar una frase o en definitiva, dificultades para comunicarse. Esto desemboca en un trastorno denominado afasia.

La afasia se presenta cuando ocurre un ACV en el hemisferio izquierdo del cerebro y daña el centro del lenguaje. Es ahí cuando se producen dificultades de comunicación y habla.

En este caso, es el logopeda especializado en neurorrehabilitación el que puede trabajar con estos pacientes y sus familiares para aprender a comunicarse de nuevo.

Los ejercicios desde el ámbito de neurologopedia es la mejor manera para recuperar el habla después de un ictus, especialmente cuando se practican con mucha frecuencia y repetición. Esto hace que junto con la neuroplasticidad del paciente, su cerebro pueda reconectarse y reestructurarse a sí mismo y volver a crear conexiones neuronales que se han perdido como causa de la lesión cerebral.

¿Por qué afecta un ictus al habla?

El cerebro es el principal órgano del sistema nervioso que se encarga de recibir información de todo el organismo, interpretarla y proceder a la ejecución de la respuesta1.

Este órgano está compuesto por dos hemisferios conectados mediante una estructura conocida como cuerpo calloso. El hemisferio izquierdo (HI) es el encargado de controlar la parte derecha del cuerpo, mientras que el hemisferio derecho (HD) regula la parte izquierda. Esta última parte está relacionada con la expresión no verbal, en tanto que el hemisferio izquierdo es el dominante del lenguaje1.

El encéfalo está irrigado por cuatro grandes arterias que permiten suministrar nutrientes y oxígeno a éste para su buen funcionamiento.

Así, cuando el aporte sanguíneo disminuye o se interrumpe, la porción de tejido nervioso que no puede disponer de oxígeno ni nutrientes se ve afectada. Este hecho se denomina isquemia, y da lugar a la alteración de la actividad neuronal, generando síntomas secundarios como alteraciones físicas, cognitivas o del lenguaje. 

Durante un periodo muy breve de tiempo, el tejido cerebral tiene la posibilidad de recuperarse si se consigue restaurar el flujo sanguíneo en la zona afectada; pero, pasado ese tiempo, el daño se hace irreversible y se produce el cese definitivo de la actividad nerviosa2.

El cese de flujo sanguíneo en una arteria del cerebro puede ser debido a una afección por sangrado (ictus hemorrágico) o, a una interrupción del flujo sanguíneo cerebral (ictus isquémico). +

ACV HEMORRÁGICO

ubicación de la lesión en el acv hemorrágico

ACV ISQUÉMICO

ubicación de la lesión en el acv isquémico

¿Qué problemas causa en el habla? 

Un Ictus o Accidente Cerebrovascular (ACV) puede causar diferentes problemas en el habla dependiendo de la localización donde se ocasione la lesión. Hay que tener en cuenta que si la zona afectada corresponde con el hemisferio izquierdo, el habla se verá comprometida.

Causas según la zona de la lesión.

Las secuelas que vamos a encontrar después de sufrir un ACV van a depender de la arteria afectada que provoca las alteraciones en cada los diferentes lóbulos cerebrales. 

Las arterias encargadas en la irrigación cerebral son: 

  •  Arteria cerebral anterior (ACA). 
  •  Arteria cerebral media izquierda (ACMI).
  •  Arteria cerebral  media derecha (ACMD).
  •  Arteria cerebral posterior izquierda (ACPI).
  •  Arteria cerebral posterior derecha (ACPD).
  •  Arteria cerebral posterior bilateral (ACPB).
  •  Zonas limítrofes (ZL).
Tabla con los distintos tipos de afasia

Características de cada patología del lenguaje.

Teniendo en cuenta el apartado anterior, en este apartado vamos a hacer referencia a las patologías del lenguaje provocadas por cada una de las zonas lesionadas: 

Afasia de Broca

Esta afasia se caracteriza por dificultades en el nivel expresivo del lenguaje. Los síntomas clínicos son: reducción del lenguaje oral, dificultades en la articulación del habla, problemas para denominar objetos, dificultades para organizar y estructurar una frase y la utilización reiterativa de elementos. La comprensión se suele mantener intacta para órdenes sencillas.

Afasia de Wernicke

Las personas con este tipo de afasia presentan un habla fluida, incluso con exceso de producción, pero con errores fonológicos y semánticos; y carente de significado. Además tienen muchas dificultades para comprender a otras personas. 

Afasia motora transcortical

La afasia motora transcortical se debe a una lesión que mantiene intactas las estructuras perisilvianas del lenguaje y sus conexiones, pero a la misma vez las aísla de las áreas cerebrales asociativas. En este tipo de afasia los pacientes presentan alterada la fluidez oral, pero son capaces de repetir correctamente y de comprender.

Afasia de conducción

Se genera por una lesión del fascículo arqueado, que es el conector entre el área de Broca y de Wernicke. Su principal síntoma es la incapacidad para repetir.

Afasia global

Se utiliza esta terminología para denominar el tipo de afasia en el que se ven afectadas tanto la comprensión como la expresión, teniendo en común rasgos de la afasia de Broca y de la afasia de Wernicke. Generalmente, esta afectación se debe a la interrupción temporal del riego sanguíneo en la arteria cerebral media. Nuestro paciente cuando llegó al centro cursaba con este tipo de afasia.

Afasia anómica

Se encuentran alteradas tanto el área de Broca como la de Wernicke, por lo tanto coinciden ambas características. 

Afasia sensorial

La afasia transcortical sensorial se caracteriza por déficit en la comprensión del lenguaje, tanto a nivel escrito como oral. La repetición se encuentra preservada.

Afasia mixta transcortical

Este tipo de afasia cursa con incapacidad para comprender el lenguaje y/o problemas de expresión tanto oral como escrita, preservándose la repetición.

Alexia pura o agnósica

Se caracteriza por la incapacidad para reconocer e identificar los input que llegan a través de nuestros sentidos, especialmente por la vista.

Alexia con agrafia

Un paciente que cursa alexia con agrafia presenta la dificultad de leer correctamente y la capacidad de escribir correctamente como consecuencia en ambos casos de una lesión cerebral. 

Otras patologías relacionadas.

Además de estas patologías, encontramos otros tipos de afectaciones que van a depender por ejemplo, de si el área dañada afecta a los centros nerviosos que se encargan de la musculatura implicada en el habla, en este caso hablamos de disartria. 

Este trastorno se caracteriza por una dificultad para articular sonidos y palabras, y el ritmo de habla se altera, produciendo inteligibilidad en el discurso.

Los signos y síntomas de esta patología depende de la causa y del tipo de disartria, y entre ellos podemos encontrar:

  • Alteración del ritmo del habla (excesivo o ralentizado).
  • Voz nasal, áspera o forzada.
  • Alteración de la articulación.
  • Alteración del volumen de voz.
  • Monotonía en la prosodia.
  • Dificultad en la movilidad de los órganos bucofonatorios.

En las lesiones cerebrales unilaterales pueden aparecer patologías como son la afasia, apraxia y limitaciones motoras del hemicuerpo derecho como ocurre en el caso de nuestro paciente, que al inicio de la rehabilitación presentaba limitaciones motoras en el hemicuerpo derecho cuando hay lesión en el HI, y limitaciones visuoespaciales, heminegligencia y afectación motora en el hemicuerpo izquierdo cuando la lesión se produce en el hemisferio derecho (HD). 

Estos déficits repercuten de forma desigual en el funcionamiento diario de la persona. Ambas lesiones provocan secuelas emocionales o afectivas4.

La afectación en el HI presenta, además de la afasia, peor nivel de independencia, peor tiempo de ejecución y peor rendimiento motor que las lesiones en el HD. Ante ambas lesiones aparecen déficits cognitivos y motores, pero hay mayor deterioro en las lesiones del HI.

Estos autores consideran que el HI es predominante para tareas ya adquiridas, es decir, respecto a todas aquellas que resulten conocidas y/o aprendidas. El HI en pleno rendimiento puede utilizarse hacia mayores niveles de independencia y participación en las actividades cotidianas que componen su estilo de vida4.

Este tipo de pacientes tienen frecuentemente dificultades de movilidad en la musculatura implicada en el habla, debido a la hemiparexia o a la alteración del tono muscular de la cara3.

Pueden darse alteraciones en la fonación, debido a la contracción excesiva de la musculatura cervical y laríngea, generando dificultad en el paso del flujo aéreo a través de la cavidad laríngea3.

También hay alteraciones del cierre glótico, produciendo hiperaducción de las cuerdas vocales (aproximación), con imposibilidad de separarse para permitir el paso de aire en la fonación, o por el contrario hipoaducción (separación de las cuerdas vocales), en este caso impidiendo la aproximación de estas, para que rocen al paso del aire y se produzca el sonido3.

Otra alteración que impide un habla regular es la dificultad para la coordinación fonorrespiratoria. Las personas con ACV tienen incoordinación fonorrespiratoria, es decir, tienen dificultades para sincronizar la espiración con la emisión de sonido. Esta falta de sincronía, produce sensación de ahogo y un patrón respiratorio alterado, y taquipnea a la hora de hablar3.

Otro aspecto que se debe tratar en la rehabilitación  postictus hace referencia a la voz, son las alteraciones de la resonancia. Los pacientes afectados por ACV suelen adquirir hipernasalidad a la hora de hablar.

Esto puede ser consecuencia de una alteración en el velo del paladar. La hipernasalidad no es un objetivo primordial de rehabilitación, pero debido a esta alteración del velo del paladar también se afecta la deglución, ya que la musculatura del velo del paladar favorece el paso del bolo, con lo que su intervención ayudará a que el paciente vuelva a comer sin problemas. 

La hipernasalidad también puede ser producida por la hemiparexia o hemiplejia que afecta al tono y movimiento lingual y labial3

Actividades para mejorar el habla

A continuación se mostrarán una serie de actividades para mejorar el habla después de un infarto cerebral. Distinguiremos dos grandes tipos de afasia para trabajar: Afasia motora y Afasia sensorial.

Hay que tener en cuenta que cada una de las actividades debe adaptarse a la edad, características y capacidad que tenga cada paciente.

Actividades para al afasia motora

Este tipo de afasia se caracteriza por:

síntomas de la afasia motora

En cuanto a ejercicios concretos para el tratamiento de este tipo de dificultades podemos destacar:

Actividades de comunicación alternativa o aumentativa

Cuando el paciente no puede comunicarse con lenguaje oral podemos proponer la iniciativa de hablar a través de emoji mediante alguna app de texto, siempre y cuando  la persona reconozca cada emoji y no tenga dificultades visuales. 

Ejercicios de discriminación auditiva

Estos ejercicios tienen el objetivo de mejorar la discriminación auditiva de fonemas, así como mejorar el acceso a la producción oral de estos.

Se le presentan al paciente diversos fonemas de manera aislada. El logopeda emite uno y el usuario debe discriminar entre varios, señalar y reproducirlo7.

En casos que sea necesario, se puede ayudar con apoyos visuales como gestos asociados al fonema.

Actividades de ordenar letras para formar palabras

Consiste en presentar letras desordenadas y que el paciente las ordene para formar palabras. Con esta actividad trabajamos el acceso al léxico, la ruta indirecta de lectura y vocabulario para mejorar la anomia. Se puede trabajar teniendo en cuenta 2 variantes, una de ellas es la longitud de las palabras y la otra es ordenar la actividad por campos semánticos7.

Por ejemplo: 

  • RPBOE → POBRE
  • PZAAL → PLAZA
  • CSAA → CASA 
  • LPIÁZ → LÁPIZ

Actividad de crear palabras mediante sílabas

Podemos presentar varios bloques de sílabas y pedirle al paciente que vaya creando palabras con esas sílabas. De este modo trabajamos el acceso al léxico y la producción escrita y oral. 

Por ejemplo: 

BA

JI

CA

RA

LLE

BA

LLO

FA

NA

Ejercicios de asociación imagen-palabra

Estos ejercicios ayudan a mejorar la comprensión escrita de palabras, así como la lectura, escritura y acceso al léxico.

Se presentan diferentes imágenes junto con sus correspondientes palabras. Se deja al sujeto que las observe. Posteriormente, se desparejan las tarjetas y se vuelven a presentar. El objetivo del sujeto es emparejar cada imagen con su palabra escrita7.

Ejemplo: Se muestran las palabras mesa, oreja, sandía, siete, gato, comer y silla. 

Se le pregunta al paciente sobre la palabra que corresponde con la imagen: ‘¿Este color es el… (amarillo)? ¿Donde se encuentra escrita la palabra ‘amarillo’?

Después se le interroga acerca de la imagen que corresponde a la palabra: ¿A qué imagen corresponde la palabra ‘mesa’? 

Actividades de asociar definición- palabra

Le presentamos bien de forma escrita o de forma oral la definición de una palabra y la persona debe de decir la palabra correcta. 

Podemos pedirle a la persona que diga la palabra correcta de forma oral o por escrito, bien poniendo la palabra directamente o rellenando los huecos que falta para completar la palabra. 

Con esta actividad favorecemos la anomia y la producción oral, en el caso de presentar parafasias fonológicas, fonéticas o semánticas se le pueden ir dando ayudas y quitarlas de forma gradual. 

Por ejemplo: 

  • Persona que está contenta → F E L       Z
  • Insecto que produce cera y miel → A B E     A 
  • Primer día de la semana → L    N E S

Ejercicios de identificación de palabras similares

A través de esta actividad se pretende que el paciente acceda al reconocimiento de la palabra a través de la memoria semántica. Además, ayuda a mejorar la comprensión escrita y refuerza la lectura.

Se presentan una serie de palabras que solamente se diferencian en un determinado fonema. El logopeda lee en voz alta las palabras y pide al sujeto que, al oírla pronunciar, señale la palabra que la representa7.

Blanco banco manco

Mono Tono Bono

Mapa Tapa Lapa

Taza Tapa Tala

Pala Pata Pasa

Moro Mono Moto

Ejercicios de repetición

Servirán para mejorar la producción oral y la articulación.

Se pide al sujeto que repita las sílabas, palabras y frases que se le proponen. La dificultad se irá incrementando notablemente7.

  • Sílabas
  1. C+V → BA, PA, DE, MI, LO, CO, NO, TE…
  2. V+C → AS, EL, OM, UL, IT, EZ, UP, OD, IF…
  3. C+V+C → BAR, CER, DIR, FOR, GUR, MOR…
  4. C+C+V → TRA, CLE, PRO, PLU, GLE, FLI,CRA…
  5. C+C+V+C → TRAN, TREN, CLIN, CLOP, BRUM, TRIS…
  • Palabras
  1. Monosílabas → PAN, GOL, DOS, TREN, SAL, LUZ, DON…
  2. Bisílabas → MOTO, CAMA, MESA, SILLA, TOPO, MANO…
  3. Trisílabas → ESPEJO, COCINA, PALOMA, CARPETA, BUTACA…
  4. Polisílabas → BOLÍGRAFO, MANDARINA, SUPERMERCADO, CALCETINES, SERVILLETA…
  • Frases
  1. Tengo hambre.
  2. El sol brilla.
  3. La televisión está encendida.
  4. Pedro come queso y jamón serrano.
  5. El tren de Madrid ha llegado con 12 minutos de retraso.

Actividad para mejorar el agramatismo

Para ello podemos trabajar la elaboración de frases comenzando con la formación de frases de 2 palabras e ir aumentando el número de palabras de forma gradual. También se puede ir jugando con verbos, nexos, artículos etc. según las necesidades de cada persona. 

Por ejemplo: 

  • casa/ir → Yo quiero ir a casa
  • ropa/compra → Mi amigo compra ropa 
  • perro/animal → El perro es un animal

Actividades de ordenar frases 

Podemos realizar actividades de ordenar frases con palabras desordenadas, y podemos ir aumentando el grado de dificultad de forma gradual. 

Por ejemplo: 

  • ponte/crema/el/sol/para → Ponte crema para el sol 
  • El/rojo/coche/es → El coche es rojo
  • Cojo/yo/autobús/el → Yo cojo el autobús

Actividades para la afasia sensorial

La afasia de tipo sensorial se caracteriza por presentar:

síntomas de la afasia sensorial

Para trabajar ante este tipo de dificultades se proponen las diferentes actividades terapéuticas:

Ejercicios de identificación de imágenes

Para mejorar la logorrea y favorecer la comprensión auditiva podemos llevar a cabo actividades de este tipo. El terapeuta presenta al paciente una serie de imágenes. Posteriormente realiza preguntas acerca de esos ítems, y el paciente debe señalar el adecuado7.

Ejemplo: Se presenta al sujeto las imágenes: CAMA   – COCHE – TELEVISIÓN

A continuación se le pregunta:

  • ¿Que sirve para dormir?
  • ¿Con qué podemos viajar?
  • ¿Con qué podemos ver películas o series?

Ejercicios de completar frases con ayuda 

Sirven para fomentar el reconocimiento de palabras y mejorar el acceso al léxico, que repercutirá así favorablemente en la producción oral y comprensión. 

Se le pide al sujeto que complete una serie de frases sugiriendo diversas palabras, de las cuales una solo es la correcta para completar la oración propuesta7.

Ejemplo: 

  • Hoy he hecho mucho deporte, estoy _________ (Contento, Cansado, Aburrido)
  • El _______ me ha traído una carta (Pastelero, Carnicero, Cartero)
  • En invierno hace ______ (calor, frío, bochorno)
  • Por la mañana _______ (meriendo, almuerzo, desayuno)
  • Para escribir utilizo ______ (tijeras, tenedor, lápiz)

Comprensión de frases

Podemos trabajar la comprensión de frases interrogativas y presentarle varias opciones de elección de forma visual. 

Por ejemplo: 

  • ¿Quién cura tus dientes?                                      El peluquero
  • ¿Quién conduce un avión?                                   La dentista
  • ¿Quién te corta el pelo?                                        El piloto

Actividades de asociar características

Esta actividad consiste en asociar por ejemplo animales con características de cada uno, de este modo trabajamos la comprensión a nivel de palabras y se puede trabajar por campos semánticos. 

Por ejemplo: 

  • Elefante                                                                 feroz
  • León                                                                      ágil
  • Conejo                                                                   pesado

Encontrar el intruso

Con esta actividad trabajamos la comprensión a  nivel de palabra pero esta vez con la búsqueda de la palabra que sobre con respecto a un campo semántico. 

  • lunes – verano – jueves – sábado
  • dedo – ceja – nariz – boca
  • tre – avión – helicóptero – autobús

Comprensión de frases

La comprensión de frases se puede trabajar presentando la frase de forma oral o escrita según el tipo de comprensión que queramos trabajar y pedirle a la persona que elija la lámina correcta. 

Una variante de esta actividad sería presentar por ejemplo tres frases y una sola lámina y la persona tiene que elegir la frase que corresponde con la imagen. 

Comprensión de textos 

Podemos presentar textos con posibilidad de que varíe el tamaño y la complejidad del texto y seguidamente presentar preguntas del tipo ¿qué?, ¿cómo?, ¿quién?, ¿dónde? etc.

Consejos para pacientes

Animación de lapiz escribiendo sobre papel

El proceso de neurorrehabilitación se caracteriza por una evolución lenta y constante, en la que la participación activa del paciente es esencial. La gran parte de su recuperación se produce en los tres meses posteriores al suceso hospitalario.

El tiempo de rehabilitación va a depender de los objetivos que se establezcan desde cada terapia.

  • Si el paciente tiene dificultades para desarrollar las actividades de la vida diaria (vestirse, asearse, comer…) debe acudir a un terapeuta ocupacional, el cual se encargará de recuperar dichas funciones.
  • Si el paciente presenta dificultades en el lenguaje, habla, voz o deglución, debe acudir a un logopeda especialista en rehabilitación neurológica.
  • Si el paciente sufre déficits cognitivos y/o emocionales, la rehabilitación la llevará a cabo un neuropsicólogo.
  • Si el paciente muestra dificultades físicas y motoras, el neurofisioterapeuta será el encargado de trabajar sobre estas funciones. 

En cuanto a las relaciones sociales, es aconsejable que el paciente no abandone la relación con sus familiares y/o amigos, y que planifique actividades para seguir disfrutando de sus gustos y hobbies.

Además, se recomienda que el paciente acuda a asociaciones y/o talleres de grupo de ayuda, en el que conocerán casos y pacientes con dificultades similares, y podrán obtener información acerca del proceso, así como también podrán sentirse comprendidos 

Consejos para familiares

La familia y el entorno que rodea a la persona que ha sufrido un infarto cerebral es un factor imprescindible en el proceso de rehabilitación y tratamiento. 

A continuación se muestran una serie de consejos y recomendaciones generales que pueden ayudar a los familiares a comunicarse con el afectado.

  • Cuando el paciente presenta dificultades para acceder a la denominación de una palabra, podemos ayudarle a través de ayudas fonológicas (nombrar la letra por la que empiece la palabra) o semánticas (decirle a la categoría semántica que corresponde el ítem).
  • Cuando el paciente tiene dificultades para comprender lo que se le dice, podemos apoyarnos en gestos, dibujos, fotos o escritura para facilitar su comprensión.
  • Dirigirnos al paciente como una persona adulta, sin llegar a infantilizar nuestro habla.
  • Utilizar un lenguaje sencillo y estructurado con frases cortas y breves.
  • Mantener el contacto ocular a la hora de hablar, para que el paciente perciba que estamos atentos a lo que nos quiere decir.
  • No elevar nuestro volumen de voz, ya que el paciente no presenta déficits auditivos. 
  • Respetar su turno de habla y dejarle tiempo para que se exprese e inicie la conversación.
  • Prestar atención al lenguaje no verbal, ya que nos transmite mucha información acerca de cómo se encuentra el paciente.

Cada paciente es único y diferente a los demás, por lo que es preciso instaurar un plan de tratamiento adaptado al paciente, así como una serie de pautas específicas para su rehabilitación.

Referencias

  1. Di Giusto, M., Ramos, D. y Arango, J.C. (2019). Ictus. En Arango, J.C. y Olabarrieta, L. (Editorial El Manual Moderno), Daño Cerebral (237-270). Ciudad de México: Editorial El Manual Moderno.
  2. Recuperado de: https://www.svneurologia.org/libro%20ictus%20capitulos/cap3.pdf
  3. Centeno Hernández, J. (2016). Protocolo de rehabilitación del lenguaje para el personal de enfermería en la unidad del ictus. Universidad de Valladolid, Valladolid.
  4. Huertas Hoyas, E, et al (2014). Predictores de funcionalidad en el daño cerebral adquirido. Neurología, 30(6),339-346.
  5. Paulman, M.P., Paulman, A.A., Harrison, D.J., Nasir, S.L. y Jarzynka, J.K. (2014). Manual de diagnóstico diferencial: signos y síntomas para un diagnóstico rápido.Philadelphia: WoltersKluwer.
  6. Castellví, E. (2007). Guía de información al paciente con ICTUS. Valencia. Generalitat Valenciana (Conselleria de Sanitat).

Logopeda en ALODANE (Asociación Lojeña de Atención a Necesidades Específicas).

Logopeda colegiada nº: 29/ 1873

Graduada en Logopedia por la Universidad de Granada.

Máster de Logopedia Clínica en Daño Neurológico.

Especialista en dislexia y lectoescritura.

Virginia Real

Logopeda en proyecto UNAR (Unidad Neurológica de Alto rendimiento)

Logopeda colegiada nº: 29/ 1857

Graduada por la Universidad de Granada.

Máster de Especialización en Daño Neurológico.

Especialidad en Terapia Orofacial.

Formación específica en Estimulación Eléctrica Transcraneal.

 

Categorías Ictus

1 comentario en «15 ejercicios para recuperar el habla después de un ictus»

Deja un comentario

¿Quieres estar al día? 🧠

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos los mejores contenidos sobre afasia y neurologopedia que vayan publicando nuestros expertos.