18 recomendaciones clave para prevenir el ictus

🕙 Tiempo de lectura: 13 min.

Introducción

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), cada año 120.000 personas sufren un ictus en España. De estos casos, más de un 50% sufren secuelas discapacitantes o incluso fallecen.

Como muestra la Federación Española del Ictus, el 80% de los casos podrían haber sido evitados controlando los factores de riesgo.

Para ello, debemos tener en cuenta cuáles son estos factores de riesgo y cómo controlarlos:

1. Colesterol

La Sociedad Española de Neurología, en su estudio “Dislipidemias y prevención del ictus: recomendaciones del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares” reflejan una clara asociación entre niveles elevados de colesterol total y LDL colesterol (significa Lipoproteínas de Baja Densidad en inglés. En ocasiones se le llama colesterol “malo” ) con el incremento de riesgo para los ictus de carácter isquémicos.

Por otro lado, varios estudios aprecian mayor riesgo de ictus hemorrágicos con niveles bajos de colesterol total y LDLc. [1]J.D. Sturgeon, A.R. Folsom, W.T. Longstreth Jr., E. Shahar, W. Rosamond, M. Cushman. Risk factors for intracerebral hemorrhage in a pooled prospective study. Stroke., 38 (2007), pp. 2718- 2725, 10. … Seguir leyendo [2] X. Wang, Y. Dong, X. Qi, C. Huang, L. Hou. Cholesterol levels and risk of hemorrhagic stroke: a systematic review and meta- analysis. Stroke., 44 (2013), pp. 1833- 1839, 10.1161/STROKEAHA.113.001326 [3]C. Ma, M. Na, S. Neumann, X. Gao. Low-density lipoprotein cholesterol and risk of hemorrhagic stroke: a systematic review and dose-response meta-analysis of … Seguir leyendo

En este estudio se afirma, por lo tanto, que los triglicéridos elevados incrementan un 10% el riesgo de ictus. [4]J. Labreuche, P.J. Touboul, P. Amarenco. Plasma triglycerides levels and risk of stroke and carotid atherosclerosis: a systematic review of the epidemiological studies. … Seguir leyendo

Recomendaciones

Es necesario implementar hábitos de vida saludable, y acceder a un tratamiento farmacológico si fuera necesario para poder controlar ciertos factores de riesgo que intervienen en el ictus. [5]F. Mach, C. Baigent, A.L. Catapano, K.C. Koskinas, M. Casula, L. Badimon, et al. 2019. ESC/EAS guidelines for the management of … Seguir leyendo Recordamos que estas son solo pautas, y que cada tratamiento debe ir dirigido por un médico.

  • Ácidos Grasos Omega -3: Se conoce que una dosis de entre 2 y 4 g/día reducen significativamente los valores de triglicéridos reduciendo los problemas coronarios, y por ello, la mortalidad vascular. [6]A.S. Abdelhamid, T.J. Brown, J.S. Brainard, P. Biswas, G.C. Thorpe, H.J. Moore, et al. Omega-3 fatty acids for the primary and secondary … Seguir leyendo Consumir alimentos con niveles alto de Omega- 3, son aspectos útiles para el manejo de los triglicéridos.
  • Estatinas: Son medicamentos usados para bajar el colesterol. Previenen enfermedades vasculares, entre ellas el ictus. [7]C. Baigent, A. Keech, P.M. Kearney, L. Blackwell, G. Buck, PollicinoC, et al. Efficacy and safety of of cholesterol-lowering treatment: … Seguir leyendo[8]CloseE.J. Mills, P. Wu, G. Chong, I. Ghement, S. Singh, E.A. Akl, et al. Efficacy and safety of statin treatment for cardiovascular … Seguir leyendo[9]CloseF. Taylor, M.D. Huffman, A.F. Macedo, T.H. Moore, M. Burke, G. Davey Smith, et al. Statins for the primary prevention of … Seguir leyendo Contribuyen a reducir el LDLc, incrementando el HDLc (conocido como “colesterol bueno”) hasta en un 10%. Además, reducen los triglicéridos en un 10-20%. Hay que destacar que está indicado para la prevención de ictus isquémicos pero puede tener efectos adversos para los ictus hemorrágicos.
  • Ezetimiba: Inhiben la absorción intestinal de colesterol, recudiendo el LDLc hasta en un 22%. Si unimos el efecto de las ezetimiba y las estatinas, disminuye el riesgo de padecer un infarto de miocardio o incluso de un ictus. [10]G. Saverese, G.M. De Ferrari, G.M. Rosano, P. Perrone-Filardi. Safety and efficacy of ezetimibe: A meta-analysis. Int J Cardiol., 201 (2015), … Seguir leyendo

2. Hipertensión Arterial

Se considera a este factor como el más importante para el desarrollo tanto de ictus hemorrágicos como isquémicos. Se estima que está presente en el 70% de los ictus. [11]Collins R, McMahon S. Blood pressure, antihypertensive drug treatment and risks of stroke and of coronary heart disease. Br Med Bull 1994; 50: 272-298

Diversos estudios muestran que se puede reducir hasta en un 42% el riesgo de sufrir ictus si se trata la Hipertensión Arterial. [12]Gorelick PB, Sacco RL, Smith DB, Alberts M, et al. Prevention of a first stroke. A review of guidelines and a multidisciplinary consesus statement from the National Association. JAMA 1999; 281: 1112- … Seguir leyendo

Recomendaciones

  • Controlar del peso, ya que la Hipertensión va asociada a un aumento del peso corporal.
  • Es necesario controlar los ciclos de sueño porque la presión arterial puede provocar apnea del sueño.
  • Reducir el consumo de sodio en la dieta. El consumo de sodio en la presión arterial varía entre personas. Normalmente se suele limitar el consumo bajo en sodio a 1500mg/día.
  • Reducir el consumo de cafeína, ya que suele elevar la presión arterial hasta 10mm Hg.
  • Controlar la presión arterial frecuentemente.

3. Fibrilación auricular

La fibrilación auricular es un factor de riesgo recurrente en los ictus, siendo una de las arritmias más frecuentes. Se asocia este factor al aumento de riesgo de entre 3 y 4 veces. [13]P.A. Wolf, R.D. Abbott, W.B. Kannel. Atrial fibrillation as an independent risk factor for stroke: the Framingham Study. Stroke, 22 (1991), pp. 983-988

4. Consumo excesivo de tabaco y alcohol

En el estudio “Cigarrete smoking and risk of premature in men and women”[14] Bonita R, Scragg R, Stewart A, Jackson R, Beaglehole R. Cigarrete smoking and risk of premature stroke in men and women. Br Med J 1986; 293: 6-8 se observó que las personas fumadoras sufrían un riesgo 3 veces mayor que las personas no fumadoras de sufrir un ictus, independientemente del carácter de este. Además, se demostró que el riesgo aumentaba directamente proporcional al número de cigarros diarios, y que las mujeres eran más propensas.

Concretamente, el riesgo de las personas fumadoras que consumían menos de 20 cigarros diarios, aumentaba hasta un 3,3% comparado con los no fumadores. Las personas que consumían más de 20 cigarros diarios, aumentaba el riesgo hasta un 5,6%, con respecto al mismo grupo control. [15]European Stroke Initiative. Stroke prevention by the practitioner. Cerebrovasc Dis 1999; 9 (Supple 4): 1-61

Se ha observado también que fumar provoca una predisposición a padecer fibrilación auricular. [16]J. Heeringa, J.A. Hors, A. Hofman, F.J.A. van Rooij and J.C.M. Witteman. Cigarette smoking and risk of atrial fibrillation: The Rotterdam Study. Am Heart J., 156 (2008), pp. 1163-1169Esto es debido a que el tabaco aumenta los niveles plasmáticos de fibrinógeno y otros factores coagulantes que provocan la disminución del HDLc , aumentando la Hipertensión Arterial y los valores de aterosclerosis (acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias dentro de las arterias y sobre sus paredes) debido al humo del tabaco. También crea un aumento de la agregación plaquetaria.

En cuanto al consumo de alcohol, se asocia al riesgo de sufrir un ictus de carácter hemorrágico. También se relaciona al riesgo de ictus isquémicos cuando se consume en dosis elevadas, ya que disminuye el flujo sanguíneo cerebral provocando arritmias cardiacas, aumentando la Hipertensión Arterial y produciendo alteraciones en la coagulación. [17]Gorelick PB, Sacco RL, Smith DB, Alberts M, et al. Prevention of a first stroke. A review of guidelines and a multidisciplinary consesus statement from the National Association. JAMA 1999; 281: 1112- … Seguir leyendo[18]European Stroke Initiative. Stroke prevention by the practitioner. Cerebrovasc Dis 1999; 9 (Supple 4): 1-61

Recomendaciones

  • Al eliminar el tabaco, el riesgo de ictus se reduce hasta llegar al grupo control de los no fumadores cuando pasan entre 3 y 5 años.
  • Los tratamientos con asesoramiento psicológico y el uso de fármacos como vareniclina, citisina, parches de nicotina o bupropion, pueden ser útiles para dejar de fumar. [19]K. Cahill, S. Stevens, R. Perera, T. Lancaster. Pharmacological interventions for smoking cessation: an overview and network meta-analysis. Cochrane Database Syst Rev. 2013, p. CD009329 En España, desde enero de 2020, el tratamiento con bupropion y vareniclina está financiado por el Sistema Nacional de Salud, con una duración de 9-12 semanas.
  • Se recomienda abandonar el consumo de tabaco y alcohol excesivo como prevención.

5. Diabetes

Concretamente, esta patología se asocia al ictus isquémico. La intolerancia a la glucosa junto con la Hipertensión Arterial, se ha nombrado como un factor de riesgo relevante. Estos riesgos se dan especialmente en las personas que sufren diabetes tipo II no insulinodependientes. El riesgo se sitúa entre el 1,8 y el 3%. [20]American Diabetes Association. Clinical practice recommendations. 1998. Diabetes Care 1998; 21 (Supple 1): S1- S89[21]Albers GW, Hart RG, Lutsep HL, Newell DM, Sacco RL. Supplement to the Guidelines for the management of transient ischemic attacks. A statement from the ad hoc committee on guidelines for the … Seguir leyendo

Recomendaciones

  • Se estima que se reduce el riesgo de ictus en un 44% en los pacientes diabéticos tipo II cuando se les controla y se trata la Hipertensión Arterial. [22]UK Prospective Diabetes Study Group. Intensive blood pressure control and risk of macrovascular and microvascular complications in type 2 diabetes: UKPDS 38. B Med J 1998; 317: 703- 713 Se recomienda mantener los niveles de tensión arterial inferiores a 130-85, más bajos que en otro tipo de pacientes.

6. Estrés

El estrés que podemos encajar como “crónico” es algo muy común en la sociedad occidental, y se relaciona con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades vasculares. [23] T. Dar, A. Radfar, S. Abohashem, R.K. Piman, A. Tawakol, M.T. Osborne. Psychosocial Stress and Cardiovascular Disease. Curr Treat Options Cardiovasc Med., 21 (2019), p 23[24]E. Hagstrom, F. Norlund, A. Stebbins, P.W. Armstrong, K. Chiswell, C.B. Granger et al. Psychosocial stress and major cardiovascular events in patients with stable coronary heart disease. J Intern … Seguir leyendo

Se cree que es un factor desencadenante debido a la activación del sistema simpático, que provoca una liberación de sustancias que hacen que aumente la presión arterial, la frecuencia cardiaca y la acentuación de la resistencia a la insulina. Además, el estrés también aumenta el cortisol, incrementando la Hipertensión Arterial y alterando la respuesta inmunitaria.[25] T. Dar, A. Radfar, S. Abohashem, R.K. Piman, A. Tawakol, M.T. Osborne. Psychosocial Stress and Cardiovascular Disease. Curr Treat Options Cardiovasc Med., 21 (2019), p 23

Varios estudios como Evidence of perceived psychosocial stress as a risk factor for stroke in adults: A meta- analysis” reflejan que el estrés acentúa el riesgo de ictus en frecuencia de 1,33, pero si se trataba de un ictus hemorrágico, la cifra era de 1,73.

Recomendaciones

  • Evitar la exposición prolonga a situaciones de estrés.
  • El estrés laboral se considera también un factor de riesgo alto, aumentando las posibilidades de ictus en un 1,22 frente a las personas que tenían un trabajo no estresante.[26]Y. Huang, S. Xu, J. Hua, D. Zhu, C. Liu, Y. Hu et al.Association between job strain and risk of incident stroke: A meta- analysis. Neurology., 85 (2015), pp. 1648-1654
  • Realizar actividades diarias de relajación como yoga, meditación, etc.

7. Obesidad

Según la Encuesta Nacional de Salud de 2017, en España había un 16,7% de prevalencia de personas obesas, reflejando valores de asociación con el ictus isquémico.[27]T.A. Manolio, R.A. Kronmal, G.L. Burke, D.H. O´Leary, T.R. Pice. Short- term Predictors of Incident Stroke in Older Adults. Strole., 27 (1996), pp. 1479- 1486 Esta, está asociada a factores de riesgo como la Hipertensión Arterial, la resistencia insulínica, sedentarismo o diabetes.

Estudios como los de Look AHEAD reflejan que una reducción de peso de al menos un 10% del peso original considerado como obesidad, reducía en un 21% el riesgo de padecer problemas vasculares combinados, como un ictus. [28]Look AHEAD Research Group, E. Gregg, J.M. Jakicic, G. Blackburn, P. Bloomquist, G. Bray. Association of the magnitude of weight loss and changes in physical fitness with long- term cardiovascular … Seguir leyendo

Recomendaciones

  • Realizar cambios en el estilo de vida; realizar ejercicio de manera asidua y conseguir llevar una dieta sana.
  • Hay ciertos fármacos como los inhibidores de las lipasas gastrointestinales, que ayudan a la pérdida de peso.
  • Se recomienda seguir una dieta baja en sal (menos de 1,5 g/día), baja en grasas saturadas y rica en frutas y verduras, para controlar la obesidad y la Hipertensión Arterial. [29]F.M. Sacks, L.P. Svetkey, W.M. Vollmer, L.J. Appel, G.A. Bray, D. Harsah et al. Effects on blood pressure of reduced dietary sodium and the Dietary Approaches to Stop Hypertension (DASH) diet. DASH- … Seguir leyendo

8. Consumo de drogas

Desgraciadamente este es un factor relevante en los ictus que sufren jóvenes o incluso adolescentes.

Drogas como la cocaína y el crack se asocian a un alto riesgo de desarrollar un ictus; tanto isquémico como hemorrágico. [30]European Stroke Initiative. Stroke prevention by the practitioner. Cerebrovasc Dis 1999; 9 (Supple 4): 1.61 Se conoce que el consumo de anfetaminas se relaciona con el ictus hemorrágico.

Consejos para la prevención

Empezar a desarrollar hábitos de vida saludables es un pilar básico para poder prevenir el ictus, ya que contribuye enormemente en reducir los riesgos vasculares.[31]A. García Pastor, E. López- Cancio Martínez, M. Rodríguez- Yañez, et all. Recomendaciones de la Sociedad Española de Neurología para la prevención del ictus. Actuación sobre los hábitos de … Seguir leyendo

  • Controla la presión arterial.
  • Controla y vigila la diabetes mellitus.
  • Controla el colesterol.
  • Mantén una vida activa con práctica de ejercicio asiduo o frecuente.
  • Controla tu peso.
  • Reduce el consumo de sodio en tu dieta.
  • Reduce el consumo de cafeína.
  • Modifica tus hábitos tóxicos como el consumo de tabaco, consumo excesivo de alcohol o el consumo de otras drogas.
  • Mantén una dieta saludable donde incluyas frutas y verduras.
  • La Federación Española del Ictus reflejan que actualmente hay tratamientos preventivos eficaces como el uso de las estatinas para reducir los índices de colesterol o el uso terapias anticoagulantes para el control de la fibrilación auricular.

Logopeda colegiada nº: 28/0677

Co-Founder & CEO en Heris

Postgrado de Especialización "Introducción a la Neurorehabilitación"

Máster en Intervención Logopédica en Daño Cerebral Adquirido.

Máster en Investigación en Cuidados de la Salud.

Máster of Business Administration.

Práctica clínica desde 2014

Bibliografía

Bibliografía
1 J.D. Sturgeon, A.R. Folsom, W.T. Longstreth Jr., E. Shahar, W. Rosamond, M. Cushman. Risk factors for intracerebral hemorrhage in a pooled prospective study. Stroke., 38 (2007), pp. 2718- 2725, 10. 10.1161/STROKEAHA.107.487090
2 X. Wang, Y. Dong, X. Qi, C. Huang, L. Hou. Cholesterol levels and risk of hemorrhagic stroke: a systematic review and meta- analysis. Stroke., 44 (2013), pp. 1833- 1839, 10.1161/STROKEAHA.113.001326
3C. Ma, M. Na, S. Neumann, X. Gao. Low-density lipoprotein cholesterol and risk of hemorrhagic stroke: a systematic review and dose-response meta-analysis of prospective studies. Curr Atheroscler Rep., 21 (2019), p. 42, 10.1007/s11883-019-0815-5
4J. Labreuche, P.J. Touboul, P. Amarenco. Plasma triglycerides levels and risk of stroke and carotid atherosclerosis: a systematic review of the epidemiological studies. Atherosclerosis., 203 (2009), pp. 331-345, 10.1016/j.atherosclerosis.2008.08.040
5F. Mach, C. Baigent, A.L. Catapano, K.C. Koskinas, M. Casula, L. Badimon, et al. 2019. ESC/EAS guidelines for the management of dyslipidaemias: lipid modification to reduce cardiovascular risk.Eur Heart J., 41 (2020), pp. 111-188, 10.1093/eurheartj/ehz455
6A.S. Abdelhamid, T.J. Brown, J.S. Brainard, P. Biswas, G.C. Thorpe, H.J. Moore, et al. Omega-3 fatty acids for the primary and secondary prevention of cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev., 7 (2018), p. CD003177, 10.1002/14651858.CD003177.pub4
7C. Baigent, A. Keech, P.M. Kearney, L. Blackwell, G. Buck, PollicinoC, et al. Efficacy and safety of of cholesterol-lowering treatment: prospective meta-analysis of data from 90,056 participants in 14 randomised trials of statins. Lancet., 366 (2005), pp. 1267-1278, 10.1016/S0140-6736(05)67394-1
8CloseE.J. Mills, P. Wu, G. Chong, I. Ghement, S. Singh, E.A. Akl, et al. Efficacy and safety of statin treatment for cardiovascular disease: a network meta-analysis of 170,255 patients from 76 randomised trials. QJM., 104 (2011), pp. 109-124, 10.1093/qjmed/hcq165
9CloseF. Taylor, M.D. Huffman, A.F. Macedo, T.H. Moore, M. Burke, G. Davey Smith, et al. Statins for the primary prevention of cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev., 1 (2013), p. CD004816, 10.1002/14651858.CD004816.pub5
10G. Saverese, G.M. De Ferrari, G.M. Rosano, P. Perrone-Filardi. Safety and efficacy of ezetimibe: A meta-analysis. Int J Cardiol., 201 (2015), pp. 247-252, 10.1016/j.ijcard.2015.08.103
11Collins R, McMahon S. Blood pressure, antihypertensive drug treatment and risks of stroke and of coronary heart disease. Br Med Bull 1994; 50: 272-298
12,
17
Gorelick PB, Sacco RL, Smith DB, Alberts M, et al. Prevention of a first stroke. A review of guidelines and a multidisciplinary consesus statement from the National Association. JAMA 1999; 281: 1112- 1120
13P.A. Wolf, R.D. Abbott, W.B. Kannel. Atrial fibrillation as an independent risk factor for stroke: the Framingham Study. Stroke, 22 (1991), pp. 983-988
14 Bonita R, Scragg R, Stewart A, Jackson R, Beaglehole R. Cigarrete smoking and risk of premature stroke in men and women. Br Med J 1986; 293: 6-8
15,
18
European Stroke Initiative. Stroke prevention by the practitioner. Cerebrovasc Dis 1999; 9 (Supple 4): 1-61
16J. Heeringa, J.A. Hors, A. Hofman, F.J.A. van Rooij and J.C.M. Witteman. Cigarette smoking and risk of atrial fibrillation: The Rotterdam Study. Am Heart J., 156 (2008), pp. 1163-1169
19K. Cahill, S. Stevens, R. Perera, T. Lancaster. Pharmacological interventions for smoking cessation: an overview and network meta-analysis. Cochrane Database Syst Rev. 2013, p. CD009329
20American Diabetes Association. Clinical practice recommendations. 1998. Diabetes Care 1998; 21 (Supple 1): S1- S89
21Albers GW, Hart RG, Lutsep HL, Newell DM, Sacco RL. Supplement to the Guidelines for the management of transient ischemic attacks. A statement from the ad hoc committee on guidelines for the management of transient ischemic attacks. Stroke Council. American Heart Association. Stroke 1999; 30: 2502- 2511
22UK Prospective Diabetes Study Group. Intensive blood pressure control and risk of macrovascular and microvascular complications in type 2 diabetes: UKPDS 38. B Med J 1998; 317: 703- 713
23,
25
T. Dar, A. Radfar, S. Abohashem, R.K. Piman, A. Tawakol, M.T. Osborne. Psychosocial Stress and Cardiovascular Disease. Curr Treat Options Cardiovasc Med., 21 (2019), p 23
24E. Hagstrom, F. Norlund, A. Stebbins, P.W. Armstrong, K. Chiswell, C.B. Granger et al. Psychosocial stress and major cardiovascular events in patients with stable coronary heart disease. J Intern Med., 283 (2018), pp. 83-92
26Y. Huang, S. Xu, J. Hua, D. Zhu, C. Liu, Y. Hu et al.Association between job strain and risk of incident stroke: A meta- analysis. Neurology., 85 (2015), pp. 1648-1654
27T.A. Manolio, R.A. Kronmal, G.L. Burke, D.H. O´Leary, T.R. Pice. Short- term Predictors of Incident Stroke in Older Adults. Strole., 27 (1996), pp. 1479- 1486
28 Look AHEAD Research Group, E. Gregg, J.M. Jakicic, G. Blackburn, P. Bloomquist, G. Bray. Association of the magnitude of weight loss and changes in physical fitness with long- term cardiovascular disease outcomes in overweight or obese people with type 2 diabetes: a post- hoc analysis of the Look AHEAD randomised clinical trial. Lancet Diabetes Endocrinol., 4 (2016), pp. 913-921
29F.M. Sacks, L.P. Svetkey, W.M. Vollmer, L.J. Appel, G.A. Bray, D. Harsah et al. Effects on blood pressure of reduced dietary sodium and the Dietary Approaches to Stop Hypertension (DASH) diet. DASH- Sodium Collaborative Research Group. N. Engl J Med., 344 (2001), pp. 3-10
30European Stroke Initiative. Stroke prevention by the practitioner. Cerebrovasc Dis 1999; 9 (Supple 4): 1.61
31 A. García Pastor, E. López- Cancio Martínez, M. Rodríguez- Yañez, et all. Recomendaciones de la Sociedad Española de Neurología para la prevención del ictus. Actuación sobre los hábitos de vida y la contaminación atmosférica. Neurología 26 (2021). 377- 387

Deja un comentario

¿Quieres estar al día? ðŸ§ 

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos novedades y los mejores contenidos sobre afasia y neurologopedia que vayan publicando nuestros expertos.