Beneficios de la Intervención Logopédica temprana en el Ictus

🕙 Tiempo de lectura: 10 min.

Resumen: Una gran parte de las personas que sufren un ictus presenta como secuelas disfagia y/o trastornos de la comunicación. Es por esto que la rehabilitación logopédica cumple un rol fundamental, la cual es un proceso limitado en el tiempo, cuyo objetivo principal es prevenir complicaciones, reducir los déficits neurológicos asociados a la comunicación y/o deglución y, por consiguiente, lograr la máxima capacidad funcional en los pacientes, facilitando su autonomía.

Abstract: The big majority of people who suffer a stroke present Dysphagia and communication disorders as sequelae. That is why Speech-Language Therapy plays a fundamental role, which is a time-limited process, whose main objective is to prevent complications, reduce neurological deficits associated with communication and/or swallowing and, therefore, to achieve the best functional capacity in the patients, facilitating their autonomy.

Palabras clave: logopedia, neurorehabilitación, ictus, accidente cerebrovascular.

Introducción

Un ictus se define como una enfermedad que genera una lesión de manera transitoria o permanente en un área determinada del encéfalo. [1]GopedytdI. Sociedad Española de Neurología. [Online].; 2006 [cited 2020 Abril 5] Available   from: http://www.sen.es/profesionales/guias-y- protocolos. Afecta principalmente a personas mayores de 65 años; en los últimos años se ha detectado un incremento de casos en personas más jóvenes y los síntomas se presentan de manera súbita.

Esta patología se ha convertido en un problema de salud mundial por su alta incidencia, mortalidad y grado de invalidez. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la tercera causa de muerte y la primera causa de discapacidad física en el adulto, al igual que la segunda causa de demencia después de la Enfermedad de Alzheimer [2]Masjuan Vallejo J., Álvarez Sabín J. Comprender el Ictus. Barcelona: Amat; 2013. En España representa la segunda causa de muerte después de la cardiopatía isquémica, la primera causa de muerte en mujeres y la tercera en hombres.

Ilustración señor mayor en silla de ruedas, mientras lee el periódico

Como consecuencia, las personas afectadas presentan déficits y discapacidades en distintos grados de severidad, comprometiendo el adecuado funcionamiento en los tres contextos más importantes: social, familiar y laboral. En la encuesta sobre Discapacidades, Deficiencias y Estado de Salud realizada por el INE durante el 2004, los resultados revelan que en España residían 420.064 personas con daño cerebral adquirido, del cual un 78% era por un ictus. Un tercio de esta población presentaba dependencia leve, un 50% moderada y un 16% dependencia grave [3]Castillo Sánchez J, Jiménez Martín I. Reeducación funcional tras un ictus. 1st ed. Barcelona: Elsevier España; 2015.

Teniendo en cuenta que el ictus es la principal causa de discapacidad a largo plazo, en el adulto representa una carga económica importante, repercutiendo significativamente a nivel familiar y social. Es por esto que se debe dar importancia al tratamiento temprano y oportuno. La rehabilitación de estos pacientes ha demostrado ser útil en el aumento de la autonomía funcional, disminuyendo los días de hospitalización y facilitando la reintegración en los entornos familiar, social y/o laboral.

El principal objetivo es prevenir complicaciones durante y posterior al período de hospitalización, y recuperar las funciones neurológicas perdidas o disminuidas por el daño cerebral, aprovechando la plasticidad cerebral de la persona afectada y -de esta manera- mejorar o normalizar al máximo posible los déficits funcionales.

¿Tienes afasia?
Prueba Heris para acabar con el aislamiento comunicativo y mejorar tu rehabilitación.
NOVEDAD

Posibles signos de un ictus:

  • Debilidad o parálisis de uno/ambos lados del cuerpo
  • Falta de sensibilidad de un lado del cuerpo
  • Dificultad para tragar [4]Zorowitz RD, Tietjen GE. Medical Complications After Stroke. Journal of Stroke and Cerebrovascular Disease. 1999 May-June; 8(3): p. 192-196.
  • Problemas para hablar, leer y/o escribir
  • Dificultades en la memoria y/o atención
  • Incontinencia y/o estreñimiento
  • Depresión, ansiedad y/o confusión

Intervención logopédica

El rol del logopeda en estos pacientes es fundamental, puesto que son ellos quienes identifican las variables que permiten estimar el impacto en la vida del paciente con disfagia y/o alteración en la comunicación [5]Hernández Jaramillo J, Rodríguez Duque L, Gómez Patiño MC, Sánchez Gutiérrez MF. Factores de pronóstico de la disfagia luego de un ataque cerebrovascular: una revisión y una búsqueda … Seguir leyendo.

Cabe destacar que durante la fase aguda del ictus existe una ventana terapéutica durante la cual las intervenciones de rehabilitación pueden modificar el curso evolutivo del ictus y lograr una reactivación neuronal, razón por la cual el inicio del tratamiento debe ser precoz.

Hombre realizando movimientos con el brazo celebrando que lo ha logrado

Existen estudios donde se describe que los pacientes que comienzan el tratamiento de rehabilitación durante la primera semana tras haber sufrido el ictus, presentan un menor grado de discapacidad y mejor calidad de vida a largo plazo que los pacientes que lo inician de manera tardía [6]Duarte E, Alonso B, Fernández MJ, Fernández JM, Flórez M, Gentil J, et al. Rehabilitación del ictus: modelo asistencial. Recomendaciones de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina … Seguir leyendo , [7]Murie-Fernández M., Ortega-Cubero S., Carmona-Abellán M., Meyer M,. Teasell R. «Tiempo es cerebro», ¿solo en la fase aguda del ictus? Neurología. 2012 Mayo; 27(4): p. 197-201.

Aproximadamente, un 50% de los pacientes que han sufrido un ictus, sufren disfagia, suponiendo un alto riesgo de aspiración y, porconsiguiente, neumonía aspirativa [8]Hernández Jaramillo J, Rodríguez Duque L, Gómez Patiño MC, Sánchez Gutiérrez MF. Factores de pronóstico de la disfagia luego de un ataque cerebrovascular: una revisión y una búsqueda … Seguir leyendo. Por esto, durante la fase aguda del ictus, la rehabilitación por parte del logopeda es evaluar y trabajar los trastornos de deglución, comprobando que el proceso deglutorio sea seguro y eficaz mediante pruebas de tolerancia y videofluroscopia [9]Castillo Sánchez J, Jiménez Martín I. Reeducación funcional tras un ictus. 1st ed. Barcelona: Elsevier España; 2015 , [10]Hernández H.S., Villalón L.B., Smith S.T. Rehabilitación del ictus. Primera parte. Revista Cubana de Medicina Física y Rehabilitación. 2015; 7(1): p. 84-95.

Los beneficios de intervenir tempranamente la disfagia son reducir las complicaciones derivadas de ésta, como por ejemplo, una neumonía por aspiración. Si el paciente es portador de una sonda nasogástrica, comenzar la estimulación precoz a nivel oral para obtener una recuperación del mecanismo deglutorio lo más pronto posible, disminuyendo los días de intubación.

Posteriormente, en la fase subaguda, cuando el paciente ya se encuentra más estable y hay mejoras en las deficiencias presentadas inicialmente, el logopeda sigue trabajando la disfagia si ésta persiste, hasta que el paciente logre tener una deglución segura y eficaz.

Por otro lado, entre un 20% y 40% de los pacientes con ictus sufren Afasia, definida como un trastorno del lenguaje adquirido, caracterizado por una pérdida o alteración de la capacidad para comunicarse adecuadamente. Estas dificultades en el lenguaje van a comprometer las modalidades oral, escrito y gestual, tanto en su aspecto expresivo como comprensivo, afectando a la persona a la hora de querer comunicarse [11]Castillo Sánchez J, Jiménez Martín I. Reeducación funcional tras un ictus. 1st ed. Barcelona: Elsevier España; 2015.

Aparte de las dificultades del lenguaje, las personas que han sufrido un ictus pueden presentar trastornos del habla como: disartrias o la apraxia del habla. En ambos trastornos su etiología principal es debido a un daño cerebral adquirido por lo que el diagnóstico del tipo dependerá de la zona de la lesión. La disartria según Duffy “es un trastorno neurológico del habla que resulta de anormalidades en la fuerza, velocidad, rango, regularidad tono o exactitud de los movimientos requeridos para el control de los distintos procesos motores básicos implicados en el habla” [12]González R, Bevilacqua J. Las disartrias. Revista Hospital Clínico Universidad de Chile. 2012; 23: p. 299 – 309. Mientras que la apraxia del habla afecta principalmente la articulación y la prosodia, alterándose la capacidad de programar espacial y temporalmente los movimientos de los órganos articulatorios durante el habla [13]González Victoriano R, Toledo Rodríguez L. Apraxia del habla: Evaluación y Tratamiento. Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias. 2015 Enero-Junio; 15(1): p. 141-158.

En los trastornos de la voz nos encontramos con la disfonía definida como dificultad en la producción de la voz en sus diferentes cualidades (intensidad, tono y timbre) debido a desajustes en inervación, función y coordinación motora de los OFA. Por tanto el logopeda -como especialista en esto- cumple un rol fundamental, ya que le proporciona al paciente las herramientas necesarias para restablecer su comunicación o crear nuevas estrategias comunicativas que resulten ser funcionales para sus necesidades y demandas.

Discusión

El inicio precoz u oportuno del tratamiento neurorehabilitador en personas que han sufrido un ictus es beneficioso para lograr una máxima recuperación funcional posible del paciente. De esta manera el rol del logopeda dentro del equipo rehabilitador será esencial a la hora de evaluar y trabajar los trastornos de deglución (disfagia) y trastornos del lenguaje (Afasia) o habla (disartria o apraxia del habla) para poder desarrollar en el paciente, familia y/o cuidador las habilidades necesarias para que logre comunicarse de forma efectiva.

Es importante destacar que en los pacientes con disfagia no solo se ve afectado el proceso de alimentación y suponer un riesgo vital, hay que tener en cuenta que el hecho de comer no solo cumple funciones fisiológicas, sino también social y de relación, por lo que esto afecta a la persona a nivel psicoemocional y social.

Una persona que deba alimentarse por una sonda nasogástrica preferirá comer solo con su cuidador que con el resto de su familia, provocando un aislamiento. Por esto, cada día que se retrasa el inicio del tratamiento rehabilitador, repercute de forma negativa en su recuperación funcional, aumentando la tasa de recaídas y hospitalización.

En conclusión, es importante fomentar la intervención temprana del equipo multidisciplinario que incluya al logopeda que trabaja con las personas afectadas por un ictus en pro de beneficiar la autonomía y funcionalidad del paciente en todas las áreas alteradas, de esta manera se aprovecha la plasticidad neuronal que nuestro propio cuerpo ofrece para recuperar o aprender esas habilidades pérdidas.

Ilustración objetivo destacar la importancia de la intervención temprana
Xiauyih Hu Liu

Logopeda por la Universidad Mayor (Chile).

Máster en Logopedia Clínica en Daño Neurológico por el Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP, Barcelona).

Pregrado de Logopedia en Servicios Sanitarios y Ciencias de la Salud por la Universidad de Oviedo.

Experiencia clínica en la Asociació Catalana de Traumátics Craneoencefálics i Dany Cerebral.

Bibliografía

Bibliografía
1 GopedytdI. Sociedad Española de Neurología. [Online].; 2006 [cited 2020 Abril 5] Available   from: http://www.sen.es/profesionales/guias-y- protocolos
2 Masjuan Vallejo J., Álvarez Sabín J. Comprender el Ictus. Barcelona: Amat; 2013
3,
9,
11
Castillo Sánchez J, Jiménez Martín I. Reeducación funcional tras un ictus. 1st ed. Barcelona: Elsevier España; 2015
4 Zorowitz RD, Tietjen GE. Medical Complications After Stroke. Journal of Stroke and Cerebrovascular Disease. 1999 May-June; 8(3): p. 192-196
5,
8
Hernández Jaramillo J, Rodríguez Duque L, Gómez Patiño MC, Sánchez Gutiérrez MF. Factores de pronóstico de la disfagia luego de un ataque cerebrovascular: una revisión y una búsqueda sistemática. Revista Ciencias de la Salud. 2017 Enero; 15(1): p. 9-10
6 Duarte E, Alonso B, Fernández MJ, Fernández JM, Flórez M, Gentil J, et al. Rehabilitación del ictus: modelo asistencial. Recomendaciones de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física, 2009. Revista de la Sociedad Española de Rehabilitaciónb y Medicina Física. 2010 Enero-Marzo; 44(1): p. 5-6
7 Murie-Fernández M., Ortega-Cubero S., Carmona-Abellán M., Meyer M,. Teasell R. «Tiempo es cerebro», ¿solo en la fase aguda del ictus? Neurología. 2012 Mayo; 27(4): p. 197-201
10 Hernández H.S., Villalón L.B., Smith S.T. Rehabilitación del ictus. Primera parte. Revista Cubana de Medicina Física y Rehabilitación. 2015; 7(1): p. 84-95
12 González R, Bevilacqua J. Las disartrias. Revista Hospital Clínico Universidad de Chile. 2012; 23: p. 299 – 309
13 González Victoriano R, Toledo Rodríguez L. Apraxia del habla: Evaluación y Tratamiento. Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias. 2015 Enero-Junio; 15(1): p. 141-158

Deja un comentario

¿Quieres estar al día? 🧠

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos novedades y los mejores contenidos sobre afasia y neurologopedia que vayan publicando nuestros expertos.