Secuelas y papel del logopeda en la Covid-19

🕙 Tiempo de lectura: 4 min.

La Covid-19 es una enfermedad infecciosa respiratoria aguda causada por el virus SARS-CoV-2, que emerge en el este asiático a finales del 2019 y que ha dejado más de 435.000 mil fallecidos en todo el mundo.

Con un alto contagio exponencial entre humanos, en el 80% de los casos se presenta con cuadros leves pudiendo variar súbitamente en ciertos pacientes, que parecen ser aquellos que presentan afecciones subyacentes graves, desencadenando una respuesta inflamatoria donde la interleucina-6 (IL-6) produce una reacción inmunitaria que pueden llevar a la persona a un estado de shock sufriendo daños permanentes en sus órganos o incluso la muerte.

Ilustración virus Covid-19

Actualmente, en el Centro de Aptitud Cerebral NeuroGrow se lleva a cabo una investigación sobre los efectos a largo plazo que produce el virus en el SNC. El doctor Majid Fotihi clasifica estos daños en tres grados de deterioro cerebral .1

Estudios varios como el publicado en Wuhan (China) mostró que un 45% de los pacientes en U.C.I experimentaron deficiencias neurológicas mientras que en Francia el porcentaje se incrementaba a un 84%.2

Los diferentes grados propuestos por Fotihi se establecen en función de la gravedad, por lo que en un primer nivel el daño se limita a células epiteliales responsables de los sentidos del gusto y el olfato, produciendo lo que se conoce como disgeusia y anosmia.

En la segunda etapa el virus, se produce una inflamación por citoquinas que desemboca en la posible formación de coágulos de sangre pudiendo causar grandes ACV.

Por último, en la tercera etapa hay un daño en la barrera hematoencefálica responsable de controlar y restringir el paso de sustancias tóxicas entre circulación sanguínea y fluido cerebral que influye en la aparición de enfermedades neurodegenerativas como puede ser el Alzheimer.

Tabla: principales síntomas clínicos, resultados y eliminación del virus
Principales síntomas clínicos, resultados y eliminación del virus

Las altas probabilidades de sufrir una afección en SNC hace pensar que tipo de manifestaciones pueden padecer este conjunto de población y cuales son los profesionales que deben actuar y cómo.

Estos daños, siempre deben ser abordados por un equipo sanitario multidisciplinar como es el logopeda y cuyo objetivo no será únicamente rehabilitar, sino prevenir posibles complicaciones que afecten a las actividades de la vida diaria de la persona.

Tras un daño cerebral, es muy habitual que el paciente presente patologías como la afasia, lesión secundaria a una agresión en estructuras del sistema nervioso central, que afecta, reduciendo o privando a la persona de su procesamiento lingüístico verbal y no verbal entre otros. Es una afección compleja y con sintomatología variada.

Cuando la lesión afecta a los procesos de control motor, la persona muestra una apraxia o una disartria, produciendo dificultades en la planificación o ejecución motora del habla.

Además, muy probablemente concomitante a esto encontraremos:

  • Alteraciones sensitivas, motoras o polineuropatias que afecte a cualquier función oral. Podemos citar entre otras parestesias, debilidad muscular o parálisis.
  • Alteraciones en la alimentación en pacientes post UCI y que pueden derivar en una mayor incidencia en neumonías aspirativas, infecciones respiratorias o deshidratación. Tratamiento prioritario, pues compromete la seguridad y nutrición del paciente. Se establecerán conjuntamente con nutricionista dietas adaptadas y se trabajará con maniobras y posturas corporales.
  • Alteraciones vocales secundarias por intubación prolongada del infectado y que en muchas ocasiones produce un trauma en la mucosa laríngea por contacto que desencadena en perdidas de alguna de las cualidades de la voz, limitando su comunicación oral. Destaca la disfonía.  

El manejo de este grupo, conlleva por parte del logopeda recabar la mayor información clínica y personal del sujeto, además de una valoración objetiva de todo su cuadro clínico con el fin de diseñar el mejor programa rehabilitador adaptado a sus necesidades.

Este plan, deberá siempre diseñarse haciendo partícipe a la familia y a otros profesionales sanitarios como el fisioterapeuta, nutricionista o T.O entre otros.

Una vez recabadas todas las pesquisas se propondrá unos objetivos terapéuticos que siempre pasa por restaurar y minimizar los efectos de la alteración que limite la vida de la persona en un futuro medio-largo.

Referencias:

1.Fotuhi, Majid et al. ´Neurology of COVID-19´. 1 Jan. 2020:1-17. Johns Hopkins Medicine, Baltimore, USA. Journal of Alzheimer´s Disease. https://content.iospress.com/articles/journal-of-alzheimers-disease/jad20058

2.L Mao, M Wang, S Chen, Q He, J Chang, C Hong… – 2020 – papers.ssrn.com

Figura: [from Zhou, et al.; Lancet (2020)]. Adaptado por el centro de control de enfermedades: https://www.cdc.gov/coronavirus/2010-ncov/hcp/clinical-guidance-management-patientes.html

Zayda Castro Pérez

Logopeda en el Hospital Quirón. Clínica Comunica. Grupo Abedul.

Colegiada nº: 28/0663

Diplomada en logopedia por la Universidad de Málaga.

Neurologopeda por EPL.

Intervención en motricidad orofacial por UCM.

Ecografía de cabeza y cuello aplicado a logopedia.

 

Comparte esta entrada

Deja un comentario

¿Quieres estar al día? 🧠

Suscríbete a nuestra newsletter y te enviaremos novedades y los mejores contenidos sobre afasia y neurologopedia que vayan publicando nuestros expertos.